martes, 21 de julio de 2009

KM 23


Es noche y oscuro aquel día. Solo las estrellas y la luna son una guía mientras llovía sobre aquel camino.


La línea recta absorbe la atención e invita a perderse poco a poco, mientras la tristeza que ha sufrido ese día inhiben la sensación de velocidad, y es que el acelerador se hunde poco a poco debajo de aquel pie cansado.


Una sensación de libertad inunda tu cuerpo con rapidez, helando la sangre que corre por todo tu cuerpo. Tu rostro se vuelve firme y la mirada agresiva al pasar con velocidad una curva de aquella carretera. Las llantas rechinan y el carro pierde la estabilidad dentro de la curva.


Una gota fría recorre tu cara poco a poco, es un sudor helado de tanta concentración. Piensas por unos segundos en el final de tu sufrimiento, en lo que has dejado pasar atrás y si saber que te guía cierras los ojos tratando de encontrar una respuesta dentro, en tu alma.

Es una gran imagen en tu cerebro como si te presenciaras una película de la cual el protagonista eres tú mismo. Y con las imágenes de la película los recuerdos van pasando en tu mente.


Alegrías, tristezas, amores, personas, amigos, escuela, hogar, trabajo, hermanos, padres, familia, lágrimas, orgullo, timidez, triunfos, derrotas, dolor, estudios.

Y después un fondo negro inunda tu mente, que parece eterna su duración. Se pone en blanco y

un punto en el centro poco a poco empieza a tomar forma.

Las imágenes se empiezan a esclarecer y poco a poco toma forma de un colash de tu vida. Al centro de todas las imágenes una foto tuya con los ojos cerrados se proyecta.


-¿A dónde ibas?- una voz, con un gran eco se escucha cerca de ti

Sin saber tan solo puedes contemplar tus ojos cerrados, tus ojos introspectivos que no encuentran las respuestas que quieres. esos ojos que ya no tienen la misma firmeza de hace unos instantes, se vuelven tímidos y frágiles.

Es aquella carretera sola en la madrugada que solo escucha el patinar de las llantas que han frenado con tal fuerza que te han vuelto en sí, al lugar por el que manejabas.


Un silencio y solo la llama del cigarro encendido en medio de esa imagen oscura de la carretera, y como unica luz un cielo estrellado y de compañía una luna brillante.

jueves, 16 de julio de 2009

¿que pasa?




…no se qué pasa, la vida sigue, los pájaros siguen cantando, las personas siguen tocando sus claxons, los ejecutivos siguen en restaurantes comiendo, los perros siguen ladrando, los maestros siguen dando sus clases, los amigos siguen con uno, los alumnos siguen fumando, los delincuentes siguen delinquiendo, los bloguers siguen posteando…

…nada a cambiado, excepto yo, todo el mundo tiene su rutina, todos tienen sus hábitos, todos hacen lo que deben, la mayoría siguen deseando, los cirujanos siguen operando, pero en mi, tus recuerdos, ya no siguen recordando, ahora me muestro a un mundo al cual pertenecí, sin saber que existían otras personas aparte de ti…

…yo voy en el cambio, sigo fumando, pero cambie la marca y el precio de mis cigarrillos, yo sigo manejando, pero cambie la velocidad por la precaución, yo sigo tomando, pero cambie las borracheras por platicas amenas…

…al menos descubrí algo nuevo, algo que no había sentido, descubrí que el sabor de una derrota no tiene que ser amargo, puede tener sabor a vainilla, descubrí que la tonalidad de la desdicha no siempre es obscuro, puede ser un verde pasto, y por su puesto descubrí que a pesar de los recuerdos, no me hacen recordarte como yo te idealizaba, si no como en verdad eres…

…identifique que hay cosas que me pueden dar un golpe más fuerte, que una ruptura de clavícula, supe que los sentimientos, no son cosa de juego, y claro, me di cuenta de que yo sin ti, claro que viviré, no sé si de mejor o de peor manera, pero cual sea, la disfrutare…

PD: una disculpa a la pequeña, pero no soy mucho de hacer “memes”, pero se te agradece la nominación, prometo hacerlo después de esta temporada de exámenes…

domingo, 12 de julio de 2009

un ultimo suspiro...

...ese ultimo suspiro aun lo recuerdo,una imagen tuya a la cual no me tenias acostumbrado, poco maquillaje, una sonrisa que parecia que la habias olvidado junto con el maquillaje, no tenian brillo esos lindos ojos, poseias una mueca de tristeza...

...Era una antitesis de tu belleza artificial, lo recuerdo firmemente, recuerdo si mi pensamiento hubiese hablado te hubiera dicho "ojala no te topes con alguien como yo" lo se te conosco demasiado, puedo deducir cuando mientes, incluso cuando dices que todo va bien, saber cuando en verdad estas perdida en el espacio de emociones...

...me agradaria verte con un tipo con el cual sonrias, seas feliz, pero sin arriesgar responsabilidades, pero puedo asegurar que buscaras lo contrario, actuaras como siempre y fingiras ser feliz como solo tu sabes...

...sabes que no te dire nada, me conoces y sabes bien que por lo que me distingo, es por mi locura y falta de sentido comun,
Sabes que soy una bomba de tiempo, por lo que estudio, por los que pienso, por lo que hago...

...soy tan complicado, digo puede ser uno de los miles de motivos por los cuales no quisiste estar a mi lado, se que halagabas lo que escribia, pero, por que sabias que yo, escribia de sobre ti, sobre mi locura pero dirigido hacia tu persona...

...ese ultimo suspiro lo di, mientras fingias que no pasaba nada, estabas sentada a unos metros de mi, se que no sabias que te observaba, y cuando caiste en cuenta, supe que te incomode, por eso, tome mis cosas y abandone el sitio...

...ese sitio que me hacia reflexionar, sobre mi locura, sobre mi lado casi humano y hacia olvidarme por completo, de que fuera de ti, habia un mundo...

MOMENTOS


En este lugar en el que a diario vivimos el ser humano ha creado la forma de cuantificar casi todo lo que este a su alrededor… y ¿para qué?


Al final de toda vida creo que quedamos en un sueño profundo, en un espacio alterno en el que cada uno puede meditar… que fue de nuestra vida…


Y es que cuando tratamos de ver el tiempo transcurrido, que es una forma de calcular lo que ha pasado en tu mundo… solo podremos medirla en… momentos…


Aquellos instantes que marcan tu vida… pero que son difíciles de calcular a diferencia de las cosas terrenales con las que uno tiene que convivir a diario…


¿Cuánto ganas? ¿Cuánto cuesta tu carro? ¿Una casa? Cuanto tiempo estas en una escuela o en tu trabajo? ¿Cuánto cuesta alimentarte? ¿Cuánto pagas por el alcohol que consumes o el tabaco que estas fumando?....

Y es que al final nada podrá ser más valioso en la vida de cada uno de nosotros cuando nos toque la hora de partir… que esos momentos…

Hay que pensar mejor…

¿Cuántas veces has amado sin importar nada más y decirle a el o ella te amo?

¿Cuántas veces dijiste te quiero o te extraño con el corazón en la mano?

¿Cuántas veces pudiste contemplar un amanecer o un día de lluvia…sintiendo a cada momento el agua o el sol en tu cuerpo?

¿Cuándo tuviste un día en el que las risas y la felicidad embriagaban tu ser y simplemente no podías contener… disfrutar aquel momento?

¿Cuántas veces viste aquella persona que formaba parte de tu mundo (un hermano, un padre, un amigo, una novia, un familiar) y le dijiste cuanto valía para ti?

¿Cuántas veces disfrutaste aquellos labios por los que desvivías?

¿Cuántas veces sentiste aquel cuerpo junto al tuyo en un abrazo, una caricia, una mirada y no tenias que decir nada más que sentirlo y disfrutar… aquel momento…?

¿Cuántas veces fallaste pero seguías intentando hasta dar todo de ti y sin importar el resultado, sabiendo que eras feliz con lo que hacías… en ese momento?

¿Cuántas veces…?

Y al final cuando nos toque partir de aquí… tendremos suficiente tiempo para poder meditar y disfrutar aun mas aquellos momentos de los que nadie más que uno valorara y aunque para otros no tengas importancia podrás decir… esta es la compilación de esta… MI VIDA…y todos estos MOMENTOS SON… LOS QUE HE VIVIDO…

En ese instante respiraras con tu alma todos los momentos para llevártelos contigo a un lugar al que nadie podrá disfrutarlos más que tu… y serán el más grande de los tesoros que podremos disfrutar para siempre…

sábado, 11 de julio de 2009

UN ULTIMO ADIOS


Una tranquilidad invade mi cuerpo, todo es oscuro y a lo lejos unas voces parecen estar distorsionadas, aunque poco a poco una voz empieza a aclararse.


Yo conozco esa voz, una voz dulce y serena ilumina mis mañanas cuando me despierto, ese saludo me ayuda a levantar y empezar mi día.


Pero esta vez no es así, lo siento en tu voz, que con lágrimas al parecer se trata de comunicar con alguien. Qué curioso mi cuerpo siente frio.


¿Dónde estoy?


Un helado sentimiento toca mi piel, el cual he sentido antes, hace ya unos años. Tú caminabas junto a mí, tu plática ese día era diferente mientras tu mirada parecía esquivar a tus emociones ese día.


Lo recuerdo tan bien, como al final esa noche tus ojos vieron a los míos y sin poder decir casi nada un adiós de tu boca provoco en tus ojos el brote de unas lágrimas; que al sentir mis mejillas helarían poco a poco mi cuerpo hasta llegar a mi pecho.


¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?


Es tan extraño sentir tus brazos y tus ojos húmedos sobre mí, no puedo despertar, es como una sensación que paraliza mi cuerpo y poco a poco lo embriaga, frustrado es el mismo sentimiento que tuve después de ese día los siguientes años.


Cada noche sin dormir, el corazón se desvelaba mirando por la ventana de mi cuarto aquella luna que le recordaba a cada momento tu corazón y sin poder decir nada tan solo gritaba en mi interior por las noches. El corazón por más que gritaba y lloraba nadie lo escuchaba en esos días de soledad.


¿Dónde estás mi amor? ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?


El oír tu respirar me ha tranquilizado, mientras tus brazos toman con suavidad mi cuello. Sin embargo, he empezado a tener un sentimiento de nostalgia, pues a cada momento siento el latir de tu corazón sobre mi pecho.


Recuerdas ese día que nos encontramos, ¿Cuantos años pasaron después de ese adiós? ¿Cuántas veces la timidez nos ocultaba de nosotros y luchaba cada vez más fuerte con nuestros corazones rotos que pedían a gritos estar con el otro?


Solo mi corazón me recordaba el instante que con tu mano al tocar mi pecho lo sano de aquellas heridas que profundas se hacían después de tu adiós.


¿Qué te ha impedido sentir corazón? ¿Dónde estás mi amor? ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?


Solo cuatro letras, tan comunes como las demás del alfabeto que nos sirve para comunicarnos a cada día. Esas cuatro letras, tan solo esas cuatro letras son capaces de hacer girar al mundo.


Las conozco…AMOR, tan corta la palabra, pero tan infinita en sí misma. Una palabra que puede contener todos lo que sentimos cada día que pasa, con esa persona tan especial.


Un te amo resuena en mi oído, haciendo estremecer cada centímetro de mi piel, pasando poco a poco la misma voz acaricia todo mi cuerpo con tal delicadeza hasta concentrarse dentro de mi pecho que alberga a mi corazón.


Pero, no puedo comprender, el único motivo de que estuviera aquí junto a ti, era el de mi corazón que latía cuando escuchaba de tu voz pronunciar tan bella palabra. Aquel motivo que impulsaba a seguir latiendo aquel corazón parecía haber sido olvidado por mi corazón que ahora paralizado tan solo contemplaba al tuyo sin poder hablarle.


¿Cuándo ocurrió esto? ¿Qué te ha impedido sentir corazón? ¿Dónde estás mi amor? ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?


Un reclamo triste de tu voz susurra en mi oído poco a poco:


-¿Por qué te fuiste así, amor?- Mientras tus lágrimas inundan mi sien, helándome todo el cuerpo.
Congelándome y con un eco como de vidrios rompiéndose en mi interior de aquellos momentos que he vivido, mi mente se desconecta de todo.


Un silencio embriaga mi mente y sin poder escuchar ahora tan solo pienso en todo lo que ha pasado. Nunca fue una pesadilla lo que imagine, todo fue tan real, tan cierto, tan…inoportuno


Meditándolo bien ¿cuántas veces nunca pude decirte te extraño con un fuerte grito a los cuatro vientos?, ¿cuántas veces contuve aquellas lágrimas de emoción al estrecharte entre mis brazos?, ¿cuántas veces nunca te volví a decir te amo mientras abrías los ojos por las mañanas?, ¿cuántas veces ya no caminamos por los atardeceres hasta perdernos en las sombras de aquellas noches con luna?, ¿cuántas veces…?


¿Cuántas veces volvía a decir que nunca dejaría pasar momentos como estos?
Por más que lo resisto, esto es un último adiós amor y aunque no lo pueda decir espero lo sientas… TE AMO


…y esto, tal vez no sea un adiós definitivo…Podría ser el inicio de algo nuevo, pues donde quiera que he estado mi alma sigue y seguirá a tu lado…

domingo, 5 de julio de 2009

...las pendejadas convertidas en locura,de un hombre..

...esta noche, no solo pienso en ti, también lo hago en mi hígado casi cirrótico, que Ya ha de estar, de tanto brindar a tu nombre...

...suenan bandas, como el recodo, la autentica de jerez y la arrolladora, con un solo fin, recordarte, en estos vasos con un golpe de tequila, unas mitades de limón y Un poco de sal...

...la canción del katch no es mi preferida en estos momentos, mas bien, lagrimas de un hombre, esas mismas que derramo al recordarTe y saber, que ni "a pedradas" te tendré a mi lado...

...tus recuerdos se han resistido a los 6 litros de cerveza, ahora intentare, matarte en mis recuerdos, con 3 litros de tequila y varias mitades de limón con Sal...

...a estas alturas me doy cuenta que para tI, valgo 2 cosas...

...tu pendejo ya se acabo, al igual que estos 4 días tomando, como si mi Locura por ti no existiera mas...

Un fragmento de una buena rola llamada Ay que borrachera, de german lizarraga...

...Ay que borrachera traigo
dios mio en tu santo nombre
que aun que algunos no les guste
tal vez ni escuchar mi nombre
cuantas se estarán diciendo
fuera mi marido ese hombre...

jueves, 2 de julio de 2009

YA NO VOLVERA


Toda esta semana he tenido la necesidad de escribir algo y este escrito que he elaborado no me lo puedo adjudicar, es el resultado de una semana llena de enseñanzas de mi hermano bob y de mi primix Claus jejeje… así que esto va dedicado a ellos, que me dejaron robarme sus ideas…

Sentada en el filo de la cama aquel tobillo desnudo tan solo siente una corriente de aire que se pasa por debajo de la puerta. Y aunque hace frio ya no se siente igual, su mente tan desconectada no percibe lo que está pasando en ese momento.

Al levantarse solo se escucha en el piso los vidrios que van rompiendo aquellos tacones, pero eso no importa ya que los vidrios que están ahí no importan de donde provienen.

Y debajo de la cama una foto que se va arrastrando poco a poco entre los vidrios, saliendo de su marco.

Al caminar por aquel cuarto tan solo se ven caer las prendas de la mujer, dejando al descubierto su cuerpo desnudo para tomar una ducha.

En la radio, unas notas suaves tocan para ella en esa noche en la que nada es igual…

El agua tocando sus hombros recorre suavemente su piel mientras de su voz salen pequeños recuerdos que tratan de levantarla…

No quiero sentirme triste, ni llorar…. Y no lo hare porque no lo merezco, aunque cuando lo recuerdo me enoja, porque yo sé que esto no fue justo para mi…

Las palabras han llegado hasta aquella foto, que tímida por lo que escucho se desliza hasta la ropa de esa mujer.

Al levantar esa ropa, la foto de aquella persona por quien recordaba salió de entre su ropa postrándose en sus manos, modificando su mirada en la foto, pidiendo un perdón a gritos al corazón de la mujer.

-No hay porque odiarte-dice, mientras empieza a vestirse con la misma ropa que traía puesta frente al tocador

Yo lo se, ya no es lo mismo, pero no es su culpa, el… solo era la causa, lo que hice por él… un efecto, pero el sentimiento… solo era mío sobre el…

Al terminar ese pensamiento unas zapatillas altas y una bolsa en el hombro acompañan a aquella mujer mientras salía por la puerta del cuarto al que nunca volvería a regresar.