sábado, 26 de septiembre de 2009

ESTRELLA DE ORIENTE

Quiero aferrarme a este momento en el que tus labios son totalmente míos, no admitiré en este momento a la razón, tan solo me impulsa el corazón y a pesar de que la razón después de este momento no consuele a mi pobre corazón, con ese pequeño instante mi corazón volverá a latir…volverá a extrañarte…y te volverá a escribir.


Déjame en mi presente el regalo de tu imagen y tus labios juntos a los míos… no me des tiempo de pensar en el futuro de mi corazón destrozado y aférrame a tus labios que alguna vez fueron míos en el pasado.

Estático en tus brazos flotare durante ese instante y al final el temblor de nuestro pasado nunca nos habrá tocado… al abrir los ojos pensaremos que ya no existirá el futuro y que el pasado se ha borrado…

Tal vez al final, justo al terminar aquel instante de nuestro beso… podremos partir y al dar la vuelta, lo único en que pensar:

“Tu… Infinita y fugaz… como aquella estrella que recorre el espacio… a su partir una marca por el cielo siempre ha de dejar”.

1 comentario:

  1. hermano, su escrito, me agrado pero me hizo recordar a cierta niña, k espero no sea la musa de sus escritos...pero ha me hiciste recordar a una niña que si bien no era la mas linda de todas...todas que a la vez son ninguna...ninguna que me toma en serio...serio me dicen que soy...soy un pendejo...pendejo que se dedica a joder al projimo...projimo que cuida a los demas...demas fueron las cervezas de ayer...ayer es un dia que no se puede cambiar...disfrutar..exigir...VIVIR...

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura