domingo, 29 de noviembre de 2009

el tiempo no perdona, ni el amor olvida...

Un señor con algunas canas, barba sin afeitar de hace ya varios días, una ropa en verdad en mal estado (pero de marcas reconocidas), unos guantes rotos le acompañaban para olvidarse un poco del frio que hacia, el señor se sienta en una banca improvisada enfrente de una paleteria, empieza a reconocer la zona, le pide a un chaval que estaba ah unos metros discutiendo por celular, si no le regalaba un “tren”, el chaval le hizo seña de “espéreme tantito”, el chaval con un poco de furia en el rostro, colgó la llamada y llevo el celular a la bolsa derecha de su pantalón, misma de la cual saco una cajetilla de cigarros, le pregunto al señor…

Chaval: ¿gusta?

(El señor gustoso tomo un cigarro, el chaval lo encendió y le pregunto)
chaval: ¿usted que hace aquí?

(El señor se limito a darle una bocada al tabaco y contesto)
Señor: vengo a recordar viejos tiempos, vengo a recordar lo que algún día fui, vengo en verdad a buscar a alguien que hace tiempo perdí.

(Las palabras del señor le resultaron un poco fatalistas, y le pregunto)
Chaval: ¿ha perdido a un hijo?

(El señor se limito a responder con un silencioso y certero)
Señor: no!, he perdido algo mas, he perdido lo que muchos le llaman esperanza

(El chaval al notar la diferencia entre el estado de las prendas de ambos supuso que era un vagabundo, el chaval le cuestiono de nueva forma)
Chaval: ¿Por qué ha perdido la esperanza?

Señor: sabes, yo recuerdo muy bien, corría el año del 89, yo era un hijo de “familia”, no me faltaba nada, o eso yo pensaba, cierto día por cuestiones de lo que llamaba destino, me encontré con una mina, si era una mina realmente hermosa, aunque era muy diferente a lo que me habían enseñado como la futura madre de mis hijos, en verdad esta mina me encantaba, algunos días nos sentábamos en esa banca de haya enfrente, veníamos acá a comprar un helado y después cuando daban las 10 pm, la acompañaba a que tomara el colectivo para que regresara a su casa, yo le platique a mis amigos de ella, que de mugrosa no la bajaban, mis padres se enteraron y me habían prohibido verla, por que decían que no era una mujer que fuera para mi, yo era terco, necio, como me quisieran llamar, yo era un tipo que me valía madre lo que me dijeran, pero yo tenia en ese entonces, 20 años, sabes yo pensaba que era una persona de decisión, pero solo recordaba a 5 mujeres que habían compartido algo mas que un par de besos, compartí deseos, sueños, pero sabes con nadie me había sentido tan identificado con este niña, yo quería estar con ella, pero no sabia si sus planes eran los mismos o no, pasamos muchos días sentados en esa banca, nosotros no hablábamos de otra cosa que lo que hemos vivido, de lo que habíamos hecho en el día…

(Hizo una pausa para darle unas bocanadas al cigarro)
Chaval: Señor pero si se llevaba tan bien con ella, por que no intento decirle mas, ¿que intentaran algo?

(El señor con lágrimas en los ojos y con la voz un poco quebrada)
Señor: No lo se en ese tiempo yo leía poemas, Neruda era uno de mis preferidos, cada vez que leía un poema de el, era relacionado con ella, traía un cuaderno que era donde yo escribía lo que se me ocurría, pero ahí en ese cuaderno es donde yo escribía los planes que yo tenia con ella, pero ella nunca se entero…

Chaval: pero señor ¿nunca le dijo si querían ser algo mas?

Señor: no, yo no quería arruinar esos momentos con ella, yo quería tenerla conmigo, pero no sabia si ella quisiera lo mismo, se lo intentaba dar a entender, pero creo que ella no quería nadamas conmigo.

Chaval: pero entonces si nunca le dijo, por que la esta esperando en este lugar?

Señor: recuerdo un día Salí a esperarla aquí, ese día se me había perdido mi cuaderno, había perdido a un par de amigos, y quería decirle cuanto la quería, yo, tenia ganas de estar con ella, de viajar a otro mundo con el solo hecho de estar a su lado, pero, ese día me dejo esperando, yo con un par de poemas, mi corazón latiendo a mil, la espere por 2 horas, no había faltado ningún día desde el día que nos conocimos, pero esta vez había salido todo mal, recordé, la espere por 2 largas semanas, y ella no volvió aparecer, me maldije demasiadas veces por no decirle lo que en verdad quería de ella…

(El chaval sacando el último tabaco de la cajetilla, lo encendió y pregunto)
Chaval: Señor, y entonces que hizo…

(El  señor dándole una fumada al tabaco que le ofrecía el chaval contesto)
Señor: pues, hice lo que los demás me dijeron que hiciera, que buscara otra mina, una que en verdad fuera para mi, hice una carrera, ahora ando de vacaciones, se que no me vas a creer mucho, (hizo una pausa, le dio otra fumada al cigarro), pero yo soy el gerente de X, pero estoy de vacaciones, y hoy, me dispuse a buscarla en este lugar que ya tiene mas de 10 años que no visitaba, quería recordar que aquí deje mis alegrías, mis emociones, mi yo, mi ser, mi todo, mi nada, y quería ver si por casualidad me reencontraba con esa mina, pero creo que es en balde, solo le quiero decir, que yo, estaba dispuesto a darle el caramelo que me robe de las letras de los poemas de Neruda…

(el chaval solo poso su mano sobre el hombro del viejo, se paro, y camino sin rumbo fijo, ahora sabia el por que su madre, se la pasaba horas en esa banca, esperando lo que nunca dijo, esperando aquel tipo del que huyo hace tantos años, huyo de aquel amor del que ella sentía por el, pero que ella no quería arruinar, así que decidió huir, pero antes de que su madre muriera, le comento que se sentara en esa banca que estaba en el parque, para ver si llegaba, el que había sido, el amor de su vida…)

“…mi reflejo es cada vez mas triste, mira cuantas letras para no decirte nada, mira este post no significa nada…”

jueves, 26 de noviembre de 2009

REKUERDOS

Hace unos dias revise el blog y me puse a leer las entradas que han sido publicadas y bueno las ùltimas me parecieron muy buenas hermanos... así decidi que en vez de dejar un comentario mejor dejar una entrada... este escrito,hace tiempo lo escribi y bueno ya que este mes hace frio y estamos ya a punto del final del año, pues estas circunstancias a veces nos hacen recordar el pasado... mientras tomamos esa tasa de cafe o al consumir lentamente un cigarro...

Pero bueno espero a todos los que han estado por este blog les guste... Irie a todos los Bloggeros!!
REKUERDOS


Simplemente sin dormir, recostado en mi cama llevaba en la mano una botella que en el fondo aún guardaba un último sorbo. Aquel sorbo que bebí esa noche, lo acompaño un suspiro, que decía en voz baja tu nombre. Al cerrar los ojos tu recuerdo se desvanecía en mi mente y el alcohol que bebí lo usaba para sanar aquella herida que llevaba tu nombre desde aquel instante que con un adiós nuestro camino se separo.

¿Una historia de amor? Pues si, todos viven una historia de amor…

¿Y qué ocurre cuando la timidez sacrifica un amor?
Yo lo viví pagándolo con tu ausencia, la misma ausencia que trataba de curar perdiéndome en los recuerdos de aquellos tiempos.

¿Y qué sucede cuando, al cabo del tiempo lo reencuentres a ese amor que ha pasado?
Me acuerdo de ese instante mágico, de aquel momento en el que tu respuesta pudo cambiar el rumbo de mi destino. Parece que sucedió hace tanto tiempo y sin embargo apenas que te vi recordé que no hace mucho aquel día tu amor perdí.

Una noche recordé mi historia. Las manos se me helaban, las piernas se me entumecían a causa del frío y el cigarro que fumaba se consumía lentamente.
Procura vivir. Deja los recuerdos atrás —me decía mi compa. Quizás el recuerdo del amor nos hace envejecer antes de tiempo.

Pero, ¿cómo no recordar aquellos momentos?
Así, recordando las palabras de mi compa pensé que el tiempo apagaría lo que el sentimiento escribió. Todas las historias de amor son iguales.

Por eso escribía, para transformar la tristeza en nostalgia, la soledad en recuerdos. Para que, cuando acabara de recordar esta historia, pudiera vivir como me lo dijo mi compa.

Sonreí y me retiraba de aquel lugar
— ¿Acaso estas recordando?
—Acabe de recordar—respondí y con paso lento empecé a caminar
— ¿Qué haces?
— Voy a escribir.

Mientras me retiraba de aquel lugar, recordé todos lo que logre pasar con aquel amor, cada abrazo, cada caricia, cada lagrima, cada alegría, cada triunfo, cada fracaso, cada te quiero, cada te extraño, todos esos momentos nunca se podrán comparar; recordé como me aleje aquel día en que su respuesta marco la dirección de mi destino. Pero fue a partir de aquella noche fría cuando procure vivir.

lunes, 23 de noviembre de 2009

...Recuerdos, recuerdos que aun recuerdo...

Se que yo tenia tantas ganas de escribir, pero jamás lo pude hacer, escribir sobre ti, si lo se es mucho tiempo el que ha pasado, pero no importa, muchos te conocen otros tantos te desconocen, pero eso no importa, creo que en estos momentos te conozco masque en el tiempo que creí conocerte
Este es un Tao... de... no no mamen yaa basta! Dejare de escuchar los taos de Fernanda tapia, pero bueno prosigamos

No se las edades con exactitud, ni el momento exacto en el que te hable por primera vez, solo recuerdo aquel cálido beso que te di o me diste no se, pero lo recuerdo muy bien había demasiada gente alrededor de nosotros incluso aun nos ahogamos entre toda esa gente, lo se, yo quería algo contigo, en verdad me gustabas, pero ya sabes tenia otros intereses en esos momentos, lo se creo que fue un juego de estire y afloje por parte tuya, pero creo que yo termine estirando mas hasta que eso valió madre, ¿Cuántas veces? No se la verdad pero, no se que era lo que mas me gustaba de ti, si tu figura, si tus besos, si tus platicas, si tu lunar junto a tu boca (bueno arriba),  o todas las anteriores, la neta aun dudo demasiado, yo creo que mas bien era tu forma de ser,  que te veías que eras bien cabroncita, pero cuando estábamos solos eras demasiado tierna

Creo que puedes decir y  gritar que fuiste la primera de las 3 relaciones en las cuales yo he huido, creo que me dejaste marcado, si después busque chavas similares, solo para hacer lo mismo, sembrar un poco de ilusión, cuidarla por un breve momento y después a la chingada

Después de tanto tiempo, creo que te he vuelto a ver mas veces que cuando teníamos algo que ver, ha sido muy extraño todo, pero en verdad anhelo esas platicas, esos besos, esas caricias, eso que tu solo me hacías sentir, eso de que fueras algo prohibido, pero no por que fueras alguien mala, si no por que los demás te percibían de diferente manera

Pero bueno se que si vas a leer esto, por muchas cuestiones y que tu ego estará mas alto que las ilusiones que algún día te forme, pero el punto es decir nada, nada de esta vida tiene tanto sentido como disfrutar al lado tuyo, lastima, ya las cosas han cambiado, los tiempos también, tu también, y yo sigo aquí intentando escribir, junto con este cigarro que hace unos intentos por ser aun funcional, al igual que esta cerveza que acabo de destapar, parasolo ahogar los recuerdos en alcohol.



Estimados lectores de este Blog poco usual (digo cuando yo escribo, cuando escribe mi hermano como que deja de ser usual para convertirse en algo extraordinario)les comento que estas ultimas entradas como que han tenido un tinte un tanto extraño, neta no se mi locura ya no tiene espacio suficiente en mi mente y se ha plasmado en recuerdos de tinta y papel, después tiene su paso por este medio electrónico, me retiro no sin mas que decirles “prefiero el sabor a vainilla de la derrota, que el sabor a amargo de la victoria” DISFRUTEN LA LOCURA





domingo, 22 de noviembre de 2009

...Donde habita el olvido...

Despierto, creo tener recuerdos, me parece que se remontan al invierno del 2007, un par de lagrimas ruedan por mi mejilla derecha, no entiendo la trama de esto, dispuesto a ahogarme en mis recuerdos, tengo presente algo, no se si en verdad eras tu o eras alguien mas,  lo se, no puedo preguntarle a los demás, por que no platique de nadie contigo, por que sabia que no te volvería a ver, además por que solo te vi una vez, solo platique contigo una vez…solo fue un pequeño choque de patines…

También recuerdo los cigarros que compartimos en ese pasto de esa escuela, la cual no quiero recordar pero sabia que no eras tu cuando fumábamos, sabia que eras otra persona, sabia que no era la que me prohibía tomar…

También te recordé a ti, que en el metro hacíamos lo prohibido, íbamos a plazas comerciales solo para hacer el ridículo derrochando miel por los pasillos de plaza lindavista, y que en el camino regreso a nuestro destino empezaban los conflictos, no sabias por que reclamarme era tan gracioso que no podía evitar reírme y te molestaba mas…

También a ti que siempre fingió un amor, que nunca existió, éramos felices en verdad, creo que aun la última vez que salí contigo los 2 fingíamos que nos conocíamos, cuando en verdad yo solo sabía que me gustaba el gloss que te ponías antes de los besos…

También a ti, la que siempre me daba consejos, para después terminar embriagándonos en el mismo lugar donde nos conocimos, donde probé tu primer beso hacia mi, donde probé que un tequila con cerveza en los labios tuyos sabían mejor que con limón y sal…

También a ti.. a la misma que he descrito en las líneas anteriores, pero cuando ya no fingíamos que nos conocíamos, cuando en verdad sabias lo malo de mi y aun así me aceptabas, y me ayudabas, lo recuerdo, contigo pase muchas cosas, buenas y malas, cantar hasta quedarnos afónicos en el parquecito de lindavista o en el metro, recuerdo claramente, que los viajes en el auto no eran los mismos que en el metro…
Recuerdo que tú me decías que me querías y yo en verdad te quería aunque no te lo dijera a menos que cuando me preguntabas…

Pero ahora solo habitas donde habita el olvido, no en el cajón de mi buro, no en mi cama, no en mi auto, no en mi pensamiento, si no irónicamente, ocupas un lugar preciado en mis recuerdos…

Recordando mi locura por ti, recordando mi hostilidad por ti, recordando que yo escribo lo que yo quiero escribir, recordando lo que tu jamas leerias...

miércoles, 18 de noviembre de 2009

UN ANHELO

Una noche más y yo sin saber que hacer, tu presencia me hiela mis venas y me inmoviliza sin poder ni si quiera respirar. El saber que estas junto a mi, inmoviliza mi cuerpo cada centímetro.

Contemplándote inmóvil mi cuerpo, parece no tener sentido en el tiempo que pasa a tu lado. No reacciona y no entiende que pasa…parece solo existir una necesidad.

Tardes y noches enteras contigo, parecía no tocarnos el exterior, tan solo desviaba su rumbo mientras nosotros vivíamos en momentos de risas o lagrimas que compartían nuestros cuerpos fusionados en aquel tiempo y espacio.

Momentos de silencio en nuestro mundo, el exterior no nos hablaba al saber que nuestros labios se entrelazaban y formaban un espacio alterno al momento en que nos situábamos…

Ha pasado el tiempo y hay veces que aun pienso y anhelo encontrarme en esos momentos, incluso… he pensado que por vivir de nuevo ese momento podría… Abandonar por siempre este mundo con tal de sentir tus labios, tan solo... para vivir un instante en aquel mundo que creaste conmigo cuando nos besamos.

lunes, 16 de noviembre de 2009

la fragilidad de mi locura, de mi ser, de mi nada...

Empezare esta entrada de un modo poco usual, lo se no puedo decir que te quiero desde hace unos días, mas bien creo que me llamaste la atención desde hace unos años que fue cuando te conocí, ¿Por qué? No lo se, pero neta eres de las pocas personas que puedo decir “no te quiero como amiga”.

Últimamente creo que me he vuelto muy caprichoso con mis sentimientos, por que se que no quiero aventar todo a la basura, pero bueno después de esta cerveza puedo decir, que tu cuerpo es muy lindo, creo que tu figura me hace enloquecer, pero creo que no llega a tal grado como tus ocurrencias, la sonrisa que esbozas al yo hacer un comentario cualquier, sin importancia.

Se que igual y nunca probare de esos labios, pero creo que es cuando podre decir, “tus labios, tus besos, son un viaje a la mitología que, solo los pude probar en mis sueños”

Tu platica en verdad me engancha, tus palabras son bastantes sinceras, son demasiado buenas para un simple mortal, se que soy aburrido, pero creo que disfruto de esos momentos de silencio junto a ti, aunque tus comentarios pueden llegar a ser burlones, son muy buenos, tienen demasiada creatividad…

Sabes en verdad me agrada como haces ciertos gestos, tu manera de hablar corporalmente me encanta, son un monumento a la maravilla esa manera de expresarte, de hablar, de comunicarte, con solo una herramienta, que es tu cuerpo…

Sabes creo que concuerdo con la mayoría de las personas, eres un poco fuera de lo común, ¿Por qué? Pues por que empiezas hablando de lo que te juzgan las demás personas,  de tus ocurrencias, de tus ritos en algunas cosas, y de tu forma tan peculiar de vivir, obvio terminando por el destrozo mal gusto hacia tu equipo de soccer preferido…

Bueno creo que ya escribí demasiado dando referencia a una persona que no conozco tanto o mas bien que desconozco demasiado de ti…

Creo que eres una de las personas que leerán este post, y a comparación de otros, creo que no darás comentario alguno, y pues escribo esto, solo por que veo que es una manera de expresar, como mejor me sale (¿?)…

sábado, 14 de noviembre de 2009

UN MISMO SER

Yo te conozco…y en esos ojos que puedo contemplar, el resultado de una batalla…

Desierto el lugar y un poco frio, tan solo se respira un sentimiento de tranquilidad que solo se ha de producir después de la tempestad.

Batallas que en tus ojos cansados puedo observar y que he llegado a vivir. Solo quiero acercar mi mano y con ella acariciar, aquella mejilla que húmeda se encuentra por las lagrimas derramadas cada una en mi nombre…

Como al sentir el calor producido por una llama, mi piel empieza a sentir cada espacio de la yema de mis dedos la fusión de tu alma que me invita a curar lo que hemos pasado juntos…

Aquel liquido que recorre mis venas por todo mi cuerpo, sentir como aquella droga de tu cuerpo me invade apoderándote de mí hasta poder sentir que tú y yo hemos vuelto a ser aquella única persona que formamos una vez…

Inhibiendo todo dolor el sentimiento he curado y al salir esa aguja de mi piel… mi droga que eres tu, cambias el color de lo que me rodea. Y escribiendo nuevos momentos los tomo para aprisionarlos y guardarlos con todo esos tesoros inolvidables para mí.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

AMAR

No hay palabras alrededor, ni gestos que sobresalgan de aquel rostro. La luz pareciera alumbrarte poco, pero rápidamente se desvanece en la oscuridad de aquella nube que te cubre con su sombra. La mirada es fija y vaga en aquel paisaje, que te invita a perderte en él. Es curioso porque al pensarlo, esto ya habías sentido antes, solo la respiración profunda se llega a oír de aquel pecho.

Aquel cuerpo reposa y se destensa mostrando felicidad; tus ojos se iluminan y con una sonrisa la mirada se coloca sobre aquella mujer.

Ella se acerca y con su mano toca la tuya como la primera vez, pareciera un sentimiento extraño, la piel se estremece, al parecer no la recuerda, siendo que por las noches añora su presencia.

El sentimiento se vuelve diferente, la mirada se involucra. Pareciera que veo mi interior, tus ojos reflejan el abismo que está dentro y sin poder entender, trato de contemplar mi interior.

Con un fuerte abrazo se fusionan los cuerpos hasta confundirse y sentir que se han vuelto uno solo. La felicidad te embriaga e inhibe tu exterior como si el mundo ahora girara a tu alrededor, todo pasa en cámara lenta.

Todo pasa tan lento, pareciera que estas en aquel sueño que tienes por las noches, todo es color negro y tu piel tan solo puede sentir el aire tocar tu cuerpo y sin saber, tan solo sientes algo pasar… ¿realmente caes o acaso es el sentimiento de volar?
Abres poco a poco los ojos y recuerdas que has caído en sus brazos, aquellos brazos que te invitan a imaginar, a volar, a soñar, a querer, a sentir… Sin describir lo que aquello te provoco, la sensación de amar sobrepasa cada una de las sensaciones que anteriormente hubieras vivido.

Es extraño pareciera que ella fuera la parte que te hace falta, como si fueran uno. Tu cuerpo sucumbe y te suplica sentir su cuerpo, te hace sentir que ella es… tu alma gemela

Con esperanza tus ojos observan los suyos tratando de descifrar lo que te hizo sentir, pero es demasiado tarde tu cuerpo al sentir el suyo te ha contestado.

En un abrazo el mismo cielo sientes en tus pies, vuelas y pides siempre fuera así…

martes, 10 de noviembre de 2009

UN SECRETO DEL CORAZÒN

Solo en aquel desierto del corazón, una duna muestra las huellas de aquella mujer que vivió ahí, los rastros están en las marcas de un nombre grabado al centro de aquel corazón.
Ahora es difícil tratar de verte, la timidez me llena y el simple hecho de pensar en ti me pone triste.
No lo puedo negar…Te extraño esa es la única verdad…
Difícil es no voltear atrás, aunque la razón a veces no quiera permitírmelo, el corazón te añora, extraña y cuando te recuerda le da nostalgia
Recuerdos de ti, como una presencia me siguen a donde voy. En cada centímetro a donde ver, a donde caminar, a donde escuchar, ahí estas tú.
Ahora comprendo, en todos momento eres parte de mi, por eso no sales, por eso estas ahí…siempre has estado dentro de mi…

domingo, 8 de noviembre de 2009

TAN SOLO... UN INSTANTE

La primera vez que escribi, tu me ayudaste... hace ya un tiempo por algunos dias como estos, cuando apenas nos conocimos y empezamos algo juntos...


Es cierto y nunca lo he negado, siempre te he extrañado desde tu partida... pero bueno en estos dias en el que cargo con tu recuerdo en una mano, mientras con otra una botella... recuerdo todo lo que pasamos juntos y que siempre agradecere a la vida por brindarme momentos contigo....


Este escrito fue en inspiraciòn tuya... y aunque quien sabe si lo vuelvas a leer como ese dìa yo queria recordarlo...


TAN SOLO... UN INSTANTE


Ya es de noche y tan solo pienso en el día que ha transcurrido, saco un cigarro que un compañero me ofreció en la mañana. Me dispongo a encenderlo, pero un destello acapara mi atención, es el mismo reloj que parpadea cada vez que la hora marcada tiene que señalarme su término.

Hace frío y no tengo más que una tasa de café en mi mano y en la otra el cigarro, que poco a poco se consume, conforme lo inhalo, siento el paso de sus sustancias por todo mi cuerpo. Eso no me quita el frío, pero me ayuda a olvidarlo, tan solo por un momento.

Abro un libro, que estaba cerca de mí, pero no logro conseguir concentrarme, tan solo lo aviento para tratar de sacarte de ahí adentro, de ese lugar donde naciste y nunca pensé sacarte.

Estaba tan aturdido que busque en un morral cerca otro cigarro, el cual estaba junto a una foto, como para hacerme así más difícil olvidarte. Prendo el cigarro y contemplo esa foto, que te tome, pues tú eras mi mundo, mi todo.


Una lagrima rueda por mi mejilla y no la limpio, dejo que recorra mi cara, la puedo sentir cada centímetro que toca mi piel fría, la recargo en tu foto que ahora toca mis labios, los cuales con un pequeño murmullo dicen -¿Por qué?-

Porque te ame, porque te conocí, porque me enamore, porque, porque... Me siento y veo el foco que esta suspendido sobre mi cabeza, su brillante luz me hace retroceder a ese día cuando te bese, ese día cuando el sol me destello al momento que estreche mis labios con los tuyos y con un te quiero nos quedamos abrazados, suspendidos, como si el tiempo hubiera parado nuestro alrededor y nos hubiera dejado amar ese fría tarde.

Vuelvo a levantarme para dejar tu foto encima de una mesa que esta cerca de mí, me limpio esa lágrima que recorrió mi cara y que poco a poco estaba logrando desaparecerse. Apago el foco para así dar paso a la luz de la luna que acapara mi atención.

Por mas que no lo quería hacer así, ese nuevo destello me brinda otro recuerdo magnifico de nosotros, ese noche fría que no lograbas protección contra el frío, me diste un calido abrazo y con un beso dijiste –Nunca te apartes de mi-. Provoco de nuevo el resurgimiento de una lágrima que rodaba por el camino de mi piel.

Me di la vuelta para ignorar la belleza de su luz y me quite mi ropa, quite las cobijas de esa cama, que tantas veces sintió tu piel desnuda, tu cuerpo, que esa noche tanto anhelaba el mío, tan solo para sentirlo de nuevo un instante, tan solo un instante.


Me levante como si un día anterior hubiera corrido de mi casa a la tuya, pero no era mi cansancio sino por el no poder sacarte de mi cabeza, tan solo un instante.

Abrí el refrigerador y tome un poco de leche del bote con un pan que estaba encima de la alacena. Doy media vuelta para sentarme en esa mesa que había sentido la humedad de mis lágrimas y había sufrido como yo el no tener del otro lado esa mañana tu ternura, tu cara angelical, tus ganas, tu ser.

Observo el piso del comedor y estaba ahí, como si me observara, tu foto que esa noche trataba de huir para no verme sufrir, como lo habías hecho tú.

Contemplo de nuevo detalladamente tu foto mientras muerdo el pan que me hacia pasar mi trago amargo de la noche anterior.

Vuelvo a dejar la foto encima de la mesa y me visto con ropas ligeras para tratar así de perderte con el frío que rodeaba mi piel.

Abrí la puerta para prender un cigarro que estaba escondido en mi ropero, y vi la puerta de la azotea que estaba al final de las escaleras. Me dispuse a observar como estaba el día y observe que el sol mostraba un color rojizo, como el de mi corazón que estaba lastimado.

El frío que rozaba mi piel y el cigarro que disfrutaba empezó a hacerme reflexionar -¿porque?-.
En realidad te acababa de perder o tan solo fue el final de lo que ya había pasado y nuca quise darme cuenta, ¿Cuándo fue la ultima vez que te vi reír como cuando nos divertíamos de novios?
Fue mi apatía y mi estupidez o a lo mejor fue que tu eras alguien tan ocupada que no me volviste a dar esa oportunidad de acercarme a tu nuevo mundo, a tu mundo que alguna vez jure estar por siempre en el.

Un ruido acaparo mi atención, un gato había tirado un bote cerca de un tanque de gas. El gato logro observarme detenidamente y con esa mirada me recordó la tuya, cuando yo por mi estupidez te llegue a herir. Ese día me lanzaste con una mirada la pregunta -¿Por qué lo hiciste?-. Con esa mirada penetrante que mostraba al corazón lastimado que había dejado y que si bien lo quería por ese momento lo llegue a herir, y aun con esa herida, el me mostraba una luz que me haría recuperarte y no dejar que te volvieras a ir, o bueno que logre pensar que no te dejaría ir, hasta aquel día.


Con una media vuelta que esa mirada me hizo recordar a la tuya me hizo volver en si. Volví a voltear para ver ese sol rojizo y con una lagrima que volaba con el aire me despedí de el para bajarme y abrir la puerta, esa puerta negra que muchas veces había sido una dulce espía de nuestro amor, nuestras despedidas, nuestros besos, nuestras pasiones que con gran recelo guardaba y no contaba.

Tan solo logre cerrar mi puerta y un sonido de timbre largo y desesperado indicaba que alguien necesitaba verme, abrí la puerta negra y ahí estaba, ahí parada esa mujer que yo tanto había amado. Una lágrima sobre su mejilla indicaba que no era el único que sufría por la ausencia de esa persona que tanto quería.

Con una voz tartamudeante dijo: -¿Qué salio mal?-. Atónito lo único que sentí con gran deseo fue estrecharla entre mis brazos, los mismos brazos, que tanto anhelaban sentir ese cuerpo y con un beso selle sus labios.

Con un beso, que como la primera vez, había detenido el tiempo para dejarnos amar tan solo por un instante…como si fuera una eternidad…

viernes, 6 de noviembre de 2009

"...aunque nadie me vea, nunca contigo..."

…creo que recuerdo como te llamabas, creo que aun recuerdo como te abrazaba, y creo que también recuerdo como te miraba, como me expresaba hacia ti, y al ver que estabas junto a mí como suspiraba por ti…

Pero creo que ahora solo ocupas un lugar en el “cajón, junto a mis recuerdos”…

Si hoy te viera después de tanto tiempo de recordarte, de escribirte, de buscarte, de no tenerte, de saber que tu ya eres otra persona, creo que desconocería todo como algún día lo hice, negaría mi nombre, mi apodo, mi todo, mi ser, mi nada, solo para protegerme de esos recuerdos y ya dejar de recordar lo que algún día yo pensaba, y que yo sentía que eras para mi…

Ahora creo que solo te miraría, saldría una ligera sonrisa como gesto, sacaría la cajetilla de mi bolsillo, me pondría a fumar mi tabaco hasta que viera que vas desvaneciendo por la ciudad, de la misma manera que yo quisiera que tus recuerdos se desvanecieran como el humo del cigarro del que fumo, pero no es posible…

Sabes creo que iría buscarte a lugares desconocidos, con el objetivo de no encontrarte, para sentir que estoy cerca de ti, de que enloquezco por buscarte, pero es mas mi locura por no encontrarte…

Creo que los cánones sociales dictan cosas diferentes a lo que hago o pretendo hacer…

Hermanos lectores les pido una disculpa por volver a escribir sobre ella, aquella que había desvanecido en litros de alcohol, cajetillas de cigarros, mucho futbol, y demasiado escritos, desgraciadamente no fue posible, aun tu recuerdo sigue varado acá, en ese buro donde se encuentras los escritos que algún día te escribí, donde algún día puse algún objeto que me cediste, el mismo lugar que se convirtió en algo mas que un altar para tu persona, lo se no vas a leer esto y sabes eso me agrada, escribir sobre ti, pero con la intención que tu nunca lo leas…

Banda e motivo de este post no fue otra cosa que un pequeño sentimiento que salió después de una conversación con un amigo, un hermano,  R¦cΔЯΦ LρΞΖК‼Π, que me hizo recordarte, tu nombre que muchos lo saben pero que para otros mas ya esta prohibido comentar, decir, expresar, pensar que aun te tenia, que aun no eras de nadie, que aun me estarías esperando y poder decirme de esa manera tan peculiar como solías hacerlo…

Disfruten la locura, al igual que la vida, así como los sentimientos y los vagos recuerdos que aun perduren en su memoria…

Quisiera dejarles una pequeña cita de la rola "te doy una canción" del Trovador Cubano Silvio Rodriguez, que si bien no estaba escrita hacia ti, creo que pude haberte escrito algo asi, pero de diferente manera..

"como gasto papeles recordando
como me haces hablar en el silencio
como no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo,
y como pasa el tiempo...
...te doy una canción cuando apareces
el misterio del amor
y si no lo apareces, no me importa,
yo te doy una cancion…

Por cierto, no dejen de visitar el blog del pollo y el blog del shak digo esa es la recomendacion de la semana, es para que vean que la locura, es de familia...

jueves, 5 de noviembre de 2009

UN SUEÑO



A la orilla de mi cama la luna puedo contemplar, observo la noche caer, pues el desvelo es tan normal desde aquellos días. Camino entre las sombras de mi cuarto, perdiéndome y emergiendo de ellas los minutos veo transcurrir.


Buscándote en todos los rincones no hay escapatoria a tu recuerdo. Tan solo la ventana que deja contemplar la luna, logra ser mi escapatoria a otros lugares lejanos donde me pueda perder junto a ti.

¿Soñar?, es lo que más anhelo, pues pienso que he perdido toda esperanza de volver a hacerlo, pues eran dentro de mis sueños donde la imaginación nunca me daba abasto para llevarte a lugares inimaginables, perdiéndonos en ellos.

Un mundo lleno de sueños cada noche, donde las ilusiones de perderme contigo eran tan reales. Otro mundo del que éramos nosotros dueños y ni el infinito podía ser más grande que el mundo donde tú y yo vivíamos cada noche.

¿Quien ha profanado mis sueños? ¿Dónde has quedado? tal vez no era lo que tu esperabas de alguien, tal vez mis sueños nunca fueron como los tuyos o tal vez tan solo es la interrupción de aquel sueño maravilloso que tu y yo un día llegamos a compartir.

Me he rendido ante el cansancio, tratando de pegar mi ojos, solo anhelo otro día poder dormir para soñar… en un mundo donde la imaginación vuelva con felicidad a mostrarme lugares inimaginables a tu lado.

lunes, 2 de noviembre de 2009

DENTRO DE MI

Un mes de recuerdos... un mes en el que aun no puedo olvidarte... un mes como este, por ti aprendi a escribir...

DENTRO DE MI

Hoy, después de transcurrido el tiempo, no me queda nada de aquel hermoso amor que transformaba cada momento en felicidad dándole música a mis oídos en cada te quiero, cada te extraño, cada te amo; dándole alas a esos sueños en los que podía vernos volar juntos. Ahora solo queda un recuerdo que vuela en mi interior

A veces la tristeza llena las profundas heridas de mi corazón, inundando de lágrimas a mis ojos. Es cierto su presencia no está aquí, pero el corazón lucha contra la razón para preservar su imagen en mi memoria, y no es sino mi roto corazón, quien a pesar de sufrir lucha por conservarla dentro. Este corazón es todo testimonio de la existencia de mis mejores momentos de felicidad.

Tu amor me dio habla y lágrimas, para expresar todo lo que por ti siento. Cada vez que cierro los ojos veo aquella imagen tuya y mía, junto a ti pude ser realmente yo, no tenia que usar una máscara delante de ti, tú me enseñaste a convivir con mi interior en armonía.

Recuerdo aquellos sitios, plazas, parques y lugares donde nuestros juegos y risas resultaban del amor que nos teníamos. Cada vez que paso por estos lugares cierro mis ojos y veo una imagen tenue tuya junto a mí y me siento como aquella ave que ha sido herida de sus alas y con tristeza observa a las demás volar.

Sobre mi cama el cansancio me derrota, tomo un último sorbo de aquella botella e inhalo de aquel último cigarro. Mi mente vaga y mi cuerpo vacio, sin saber la causa de mi decepción, reconoce aquel dolor que comienza dentro. Siento como se encoge mi pecho tratando de detener aquel corazón. Mi cuerpo trata de detenerlo evitando que no sufra más.

Un instinto saca la cartera de la bolsa en mi pantalón, sin entender aun, tan solo veo como mi cuerpo la abre tratando de buscar algo. Mis ojos se abren y dilatan mis pupilas, más ellos se detienen con tal delicadeza, como si trataran de tocar aquella foto tuya.

Con una pequeña sonrisa en mi cara el sentimiento calma aquel corazón que deja de latir por contemplarte, por admirarte, por amarte cuando te ve en esa pequeña foto. Un instante, un momento, una cura, un recuerdo, una foto es todo lo que de nuevo tranquiliza aquel amor que tengo por ti. Me levanta y hace que siga adelante.