miércoles, 11 de noviembre de 2009

AMAR

No hay palabras alrededor, ni gestos que sobresalgan de aquel rostro. La luz pareciera alumbrarte poco, pero rápidamente se desvanece en la oscuridad de aquella nube que te cubre con su sombra. La mirada es fija y vaga en aquel paisaje, que te invita a perderte en él. Es curioso porque al pensarlo, esto ya habías sentido antes, solo la respiración profunda se llega a oír de aquel pecho.

Aquel cuerpo reposa y se destensa mostrando felicidad; tus ojos se iluminan y con una sonrisa la mirada se coloca sobre aquella mujer.

Ella se acerca y con su mano toca la tuya como la primera vez, pareciera un sentimiento extraño, la piel se estremece, al parecer no la recuerda, siendo que por las noches añora su presencia.

El sentimiento se vuelve diferente, la mirada se involucra. Pareciera que veo mi interior, tus ojos reflejan el abismo que está dentro y sin poder entender, trato de contemplar mi interior.

Con un fuerte abrazo se fusionan los cuerpos hasta confundirse y sentir que se han vuelto uno solo. La felicidad te embriaga e inhibe tu exterior como si el mundo ahora girara a tu alrededor, todo pasa en cámara lenta.

Todo pasa tan lento, pareciera que estas en aquel sueño que tienes por las noches, todo es color negro y tu piel tan solo puede sentir el aire tocar tu cuerpo y sin saber, tan solo sientes algo pasar… ¿realmente caes o acaso es el sentimiento de volar?
Abres poco a poco los ojos y recuerdas que has caído en sus brazos, aquellos brazos que te invitan a imaginar, a volar, a soñar, a querer, a sentir… Sin describir lo que aquello te provoco, la sensación de amar sobrepasa cada una de las sensaciones que anteriormente hubieras vivido.

Es extraño pareciera que ella fuera la parte que te hace falta, como si fueran uno. Tu cuerpo sucumbe y te suplica sentir su cuerpo, te hace sentir que ella es… tu alma gemela

Con esperanza tus ojos observan los suyos tratando de descifrar lo que te hizo sentir, pero es demasiado tarde tu cuerpo al sentir el suyo te ha contestado.

En un abrazo el mismo cielo sientes en tus pies, vuelas y pides siempre fuera así…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura