domingo, 22 de noviembre de 2009

...Donde habita el olvido...

Despierto, creo tener recuerdos, me parece que se remontan al invierno del 2007, un par de lagrimas ruedan por mi mejilla derecha, no entiendo la trama de esto, dispuesto a ahogarme en mis recuerdos, tengo presente algo, no se si en verdad eras tu o eras alguien mas,  lo se, no puedo preguntarle a los demás, por que no platique de nadie contigo, por que sabia que no te volvería a ver, además por que solo te vi una vez, solo platique contigo una vez…solo fue un pequeño choque de patines…

También recuerdo los cigarros que compartimos en ese pasto de esa escuela, la cual no quiero recordar pero sabia que no eras tu cuando fumábamos, sabia que eras otra persona, sabia que no era la que me prohibía tomar…

También te recordé a ti, que en el metro hacíamos lo prohibido, íbamos a plazas comerciales solo para hacer el ridículo derrochando miel por los pasillos de plaza lindavista, y que en el camino regreso a nuestro destino empezaban los conflictos, no sabias por que reclamarme era tan gracioso que no podía evitar reírme y te molestaba mas…

También a ti que siempre fingió un amor, que nunca existió, éramos felices en verdad, creo que aun la última vez que salí contigo los 2 fingíamos que nos conocíamos, cuando en verdad yo solo sabía que me gustaba el gloss que te ponías antes de los besos…

También a ti, la que siempre me daba consejos, para después terminar embriagándonos en el mismo lugar donde nos conocimos, donde probé tu primer beso hacia mi, donde probé que un tequila con cerveza en los labios tuyos sabían mejor que con limón y sal…

También a ti.. a la misma que he descrito en las líneas anteriores, pero cuando ya no fingíamos que nos conocíamos, cuando en verdad sabias lo malo de mi y aun así me aceptabas, y me ayudabas, lo recuerdo, contigo pase muchas cosas, buenas y malas, cantar hasta quedarnos afónicos en el parquecito de lindavista o en el metro, recuerdo claramente, que los viajes en el auto no eran los mismos que en el metro…
Recuerdo que tú me decías que me querías y yo en verdad te quería aunque no te lo dijera a menos que cuando me preguntabas…

Pero ahora solo habitas donde habita el olvido, no en el cajón de mi buro, no en mi cama, no en mi auto, no en mi pensamiento, si no irónicamente, ocupas un lugar preciado en mis recuerdos…

Recordando mi locura por ti, recordando mi hostilidad por ti, recordando que yo escribo lo que yo quiero escribir, recordando lo que tu jamas leerias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura