domingo, 24 de enero de 2010

UNA LLAMADA

En el cruce de esas calles, la luz del faro que está descompuesto alumbra intermitentemente la caseta de teléfono que suena buscando las respuestas ansiosas de una llamada que nunca pudo ser oída…

Del otro lado del teléfono tan solo una mujer con las rodillas pegadas al pecho justo encima de las colchas de su cama tienen su oído la bocina del teléfono esperando que las respuestas a sus preguntas sean respondidas, pues con los dedos aun toca los bordes de un anillo que la hace recordar…

Nadie sabe lo que paso después de que la bocina fuera colgada en ese teléfono que nunca era recurrido, aquel teléfono que contaba pocas cosas pues estaba retirado de cualquier indicio de civilización… de hecho si se lo hubieran preguntado hasta ahora ese teléfono sintió con esa llamada una necesidad de comunicar lo que sentía, pues la mejilla del hombre acariciaba con una lagrima, la fría bocina.

Su caminar era lento esperando que el sonido del timbre lo regresaría, pero cuando ya había sucedido esto aquel hombre se encontraba lejos, pensando que eso nunca sucedería, pensando que esa llamada solo le sirvió para una cosa…

Solo le sirvió para recordar unos momentos, para convertir esos segundo en una eternidad, en una eternidad que hubiera deseado compartir con ese ángel que un día se había topado… aquel ángel al que le había prometido no defraudar jamás, pues sus brazos deseaban desde el momento que la vio la necesidad de estrecharla hasta hundirla en el fondo de su corazón…

Después de esa noche del otro lado del teléfono encima de la cama ese ángel estaba acurrucada sosteniendo con sus manos fuertemente las rodillas que tocaban su pecho, pues sentía que esa protección se había ido… sin saber que aun desde lejos en aquel teléfono su ángel guardián aun después de haber pasado el tiempo seguía queriendo tomar de esos poco minutos en el teléfono su voz, convertirla en momentos y guardarlos así para la eternidad…

Aquella eternidad que le había prometido seria el tiempo que el cuidaría las alas de su prometida, con las que juntos irían a otro lugar…

…un lugar donde se pudieran amar…





2 comentarios:

  1. k tranza hermano
    pues su eskrito me a llegado al korazon pues ai mil i un sentimeintos k viajan dentro de mi menta i pues solo kiero agradecerle pro un eskrito asi
    i pue ssuele pasar k promesas son segundos k uno rekeurda apra toda la vida k por instantes se vuelven solo producto de un loko amor que nunka mas se vive
    i pues ia k asi es la vida
    kamara hermano k te sea leve yeah

    ResponderEliminar
  2. esas llamadas, esas esperanzas transmitidas solo por un cable, pero de que sirve que viaje esa voz tan velozmente, si solo se quedara en una esperanza mas...

    hermano buena entrada creo que ese tinte diferente,es el tinte que busco por tanto tiempo en algun lugar llamado esperanzas...carpe diem...

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura