domingo, 7 de febrero de 2010

NUNCA ANTES, NUNCA AHORA, NUNCA DESPUES

Un día mientras fumaba debajo del árbol, una imagen brillaba en el charco del agua que se había acumulado entre las piedras de la jardinera. Un reflejo muy brillante, hacia ver tu imagen.

Al levantar la mirada ahí estabas brillante como siempre, tu brillo fuente de tu alma dócil, hacia una imagen resplandeciente y bella. Una imagen que siempre había guardado en mi corazón desde que te conocí.

Cuando te sentaste el calor que sentíamos al vernos era algo que no podíamos negar, tu mirada vagaba en mis pensamientos y mi imaginación, recorriendo aquellos campos que ya había conocido.

Note una pregunta que no podías contener, pues la mirada había hecho frágil tu corazón y si bien ya no éramos parte de una historia tan solo querías afirmar lo que sentía aun por ti…

-¿Me trataste de olvidar alguna vez?- decías con una voz suave mientras sacabas un cigarrillo para fumar.

-Nunca lo hice antes, nunca ahora que estas aquí junto a mí y nunca después de hoy lo tratare de hacer-

Los dos cigarros se consumían lentamente mientras recargados en el árbol contemplábamos el atardecer que había dejado ese día lluvioso. Rojizo, el atardecer, en el horizonte secaba nuestros ojos que tenían lágrimas, mientras nos tocaba con sus rayos la sien.

-Desde hace mucho ya no somos dos y a donde voy no creo que juntos podamos ir- decía aquella mujer mientras se levantaba para partir.

-Solo espero que el día que regreses aun puedas fumar conmigo aquí- con voz tenue decía mientras una pequeña carta en su mano dejaba.

-El día que regrese estaré aquí, debajo del árbol para juntos contemplar otro atardecer-

Nunca podre olvidar aquel momento cuando al terminar tus palabras con fuerza tomabas la pequeña carta y la llevabas lejos de ese lugar.

Al día siguiente justo al volver a aquel lugar, una pequeña carta encontré debajo del árbol con tu nombre escrito en ella.

“DICEN QUE EL AMOR NO SE OLVIDA, PUES ES INHERENTE A UNO… Y COMO YO HACERLO SI EN MI PECHO AUN LLEVO ESCRITO TU NOMBRE… NUNCA LO OLVIDES, TAL VEZ MI PRESENCIA ESTE EN OTRO LUGAR, PERO EL CARIÑO Y AMOR QUE TENGO POR TI AUN ESTARAN A DIARIO AQUÍ, FUMANDO ESE CIGARRO QUE TE PROMETI”.




1 comentario:

  1. hay veces que no queremios partir de esa persona, aunque fisicamente esten lejos, el alma esta mas cerca que aquella cajetilla de cigarrillos!!!carpe diem hermano me agrado e incluso me senti identificado carpe diem

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura