miércoles, 31 de marzo de 2010

AMANTES



Llegas después de este tiempo a pedirme una última cosa, tan simple dicen tus labios, pero que no entiendo si es lo que siento después de este tiempo, yo tan solo me transporto al mismo lugar que está siendo llevada la ceniza de tu cigarrillo y lo que esperas que diga me recuerda tantas cosas….

Nunca había palabras para nosotros, tan solo muestras de un afecto enmascarado de nuestros más profundos deseos, que ocultaban noche a noche nuestras identidades, tan solo formando una realidad que ninguno de los dos deseábamos.

Tu, jugabas a que fuera otra persona, la misma persona que un día te abrazo tan fuerte, que la protección de sus brazos pensabas que nunca se iba a ir, aquel príncipe que pensabas seria el guardián de un castillo de ilusiones que vencería sin temor a cualquier adversidad y te protegería para nunca dejarte ir de la torre, viviendo en un mundo perfecto de sueños y alegrías.

Yo, buscaba al ángel que vivía en la casa de aquella playa que habíamos construido, de bellos momentos, dentro de las paredes de deseos e ilusiones que poco a poco habíamos ido formando. Pero que sin haberlo notado un día empecé a descuidar, hasta dejar que se desplomara en medio de la nada, dejando ir con el mis sueños en aquel puño de arena en aquella playa que ahora se hacía inmensa.

Cada noche en aquella playa jugábamos entre las sombras que formaban nuestros cuerpos para desear que fuéramos aquellos viejos recuerdos. Tan solo era dos desesperanzados que no había comprendido lo que habían hecho con su pasado y lo arrastraban hasta su presente.

Tú me abrazabas pensando que era él, mientras que yo susurraba el nombre de ella en tu oído lentamente, para así jugar en la noche con nuestra imaginación.

Todo no es igual, tan solo hemos de volver al día y cuando nos hemos de ver entre las sabanas recordamos que el pasado se ha ido y que tan solo queríamos hacernos daño con la imaginación para mantenernos aun vivos en el lugar de los sueños que nunca supimos valorar.

Recuerdo haberme vestido y sentí la mirada que entre tus hombros desnudos mientras con una lagrima reflejabas ese deseo que tuviera otro rostro, mientras yo sin habla quisiera que el perfil tuviera las mismas alas desnudas que volaban por las mañanas para cobijarme entre ellas y llevarme lejos.

No sé si quisieras que nuestro mundo es el adecuado viviendo entre mentiras e ilusiones difusas que no se pueden esclarecer ni siquiera la verdadera identidad que tenemos cada uno.

Tan solo fumo y me alejo de ese lugar mientras tú sabes que ni siquiera la respuestas la deseabas.

El lugar donde estábamos se quedo solo, igual que nosotros tan solo con la ceniza de los cigarrillos que fumamos… y que poco a poco se las llevaba el viento…

Nunca más se dijeron las palabras y desesperanzados empezamos a viajar en distintos rumbos buscando de nuevo la palabra que siempre quisimos escuchar por las mañanas entre las sabanas de un amor verdadero…

…TE AMO…




2 comentarios:

  1. Ahora si me hiciste llorar, que hermoso, y en verdad va como anillo al dedo.

    Como me gustaria volver a amar como algun dia lo hice, sin miedo de la traición, el disfrutar a esa persona con la que crees formar un futuro o con la unica persona que creias que valia la pena amar, aquella con la que solo bastaria un te amo para recordar todos lo bellos momentos y con la que a pesar de todos los daños causados del uno al otro quiza se olvidarian.

    Amores han llegado pero ninguno ha logrado borrar a ese ser tan especial que aun vive en mi interior, y tu texto... vaya que a logrado recordarme que las ultimas relaciones son solo una forma de treguar ese dolor, pero que deseo desde lo mas profundo volver a amar como algun dia lo hice.

    En verdad Gracias, fue muy grato leer este blog.

    ResponderEliminar
  2. Me sorprendio su post, tanto dolor que me hizo recordar lo que se siente el amar...
    ...hermano hay que dejar de buscar los amores en las habitaciones de los moteles...

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura