sábado, 13 de marzo de 2010

El Final

Hablar del final…

Terminar un cigarro, concluir una relación, presenciar el desenlace de una obra de teatro, decir adios…

¿Se perseguirá el final?, ¿O tan solo es el momento cúspide al que todos tenemos que llegar pero no comprendemos si realmente anhelamos y decidimos llegar hasta él? O simplemente por esa implantación de nuestro mundo que gira en dos polos tiene que ser necesario llegar a él… ¿?

Si realmente hablamos de los dos momentos que marcan los tiempos tanto en inicio como en final para delimitar las situaciones de hecho que se presentan entre los dos puntos, como negar al final, si tan solo es un punto inminente de realización cierta, que no podemos contener.

¿Que marca el final?

Siempre hablan muchas personas de ciclos y etapas eclécticas donde el cierre de un periodo no significa más que el comienzo de una nueva etapa, en el que su inicio implica la transición del pasado ciclo con sus mejores elementos para empezar el nuevo ciclo, haciendo diferente a la etapa anterior.

Pero al final de todo esto que he escrito yo se que asimilar realmente de manera fácil el final no es tan sencillo.

Yo creo que todos quisiéramos que nunca se acabaran esas etapas, poder congelar esos lapsos de tiempo y hacerlos eternos para poder disfrutarlo al máximo, pero creo que es lo que tenemos que valorar…

…El tiempo… tratándolo de hacer lo más prolongado posible y disfrutarlo con todos nuestros sentidos, asimilándolo por cada centímetro de nuestro cuerpo…

Al final no podremos resistirnos de este momento y tendremos que desprendernos de aquellas situaciones de facto, tratando de asimilar que nuevas y mejores situaciones se presentaran, pero no olvidando que lo más importante es que el pasado nos enseña que el ahora es el mas valioso presente que la vida puede darnos.





Espero que esto les guste a mis hermanos Estefes y el Moto, por la semana que han tenido, espero les sirva mucho, pero esto también está dedicado con mis más sinceras condolencias para mi hermano Bob (el Sinónimo) y la Familia Aviña a quien estimo mucho y les mando un fuerte abrazo, esperando tengan una pronta resignación por la pérdida que han sufrido.


3 comentarios:

  1. Pues te dire hermano, cada instante que la vida pone en nuestro camino, cada anhelante pensamiento en el aire, hace tangible lo inimaginable, gracias por estar ahí cuando los sueños desfallecen, gracias HERMANO. el moto

    ResponderEliminar
  2. Hermano, gracias, no esta demas hacerte de tu saber, que te considero como eso, HERMANO, gracias por estar ahi, cuando uno se nubla, siendo que hay sol. saludos. IRIE estefes.

    ResponderEliminar
  3. "...Y colorin colorado, este cuento se ha terminado"
    Hermano todo lo que empieza debe de terminar, el tiempo es relativo, las sensaciones son ciertas, ¿lo determinado? solo en contratos...cuando hemos firmado ese contrato con la muerte...hermano necesitabamos ya una entrada de reflexion...carpe diem!!Exito!

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura