martes, 6 de abril de 2010

El amor, no $e compra

Esa sensación de satisfacción solo se podía ver reflejada en la cara de la mina, el chaval solo veía hacia el horizonte donde se veía un bello amanecer, la mina conseguía su objetivo que era creer que el le amaba, el chaval solo pensaba que el amor solo se conseguía en los veranos, la mina agradecía le beso en la boca por unos minutos, el chaval le beso en la frente ese sentido paternalista siempre tenia, la mina le decía cuanto le quería, el chaval solo respondía con palabras vacías y sentimientos encontrados.

La mina creía en los cuentos de princesas, el chaval creía que las princesas solo se encontraban en los cuentos.
La mina le dijo un te amo, el chaval correspondió con un te quiero, el chaval le pedía su numero de celular a la mina, ella gustosa se lo entregaba en una servilleta que tenia el perfume de la mina.
Después de un tiempo la mina creía que era el amor de su vida, el chaval creía que era tiempo de volverle a ver, la mina le ofreció su corazón a manos llenas, el chaval correspondió con un buen detalle, las llaves de su camioneta.

La mina le dio un beso, el chaval le dio un te amo, el chaval y la mina platicaban como se habían conocido y como les había cambiado la vida desde que estaban juntos, la mina ahora manejaba una BMW X5 de modelo reciente, el chaval no podía manejar  lo que el corazón le dictaba, la mina solo se mostraba cariñosa con un buen regalo, el chaval sumiso en el amor le entregaba mas de lo que podía.
El chaval recordaba como era la mina antes, que le quería aunque no le diera un buen regalo, la mina recordó como el chaval le compro su amor con bastantes regalos.

Un día el chaval le comento que ya no tenia dinero, sus papas le habían echando de casa y ahora iba a tener otra vida, la mina le interrumpió y le dijo que ya se acaba lo de ellos, el chaval con lagrimas en los ojos, solo le comento, que recordara que el le quería muchísimo, pero con esa actitud no valía la pena andar con ella, el chaval le dio una carta, que estaba envuelta con la servilleta que la mina le había dado cuando se conocieron, y le adornaba un listón rosa en forma de moño el cual era el favorito de la mina, la mina con cara de fastidio lo tomo, el chaval le pidió que lo leyera y le comentara que era lo que sentía; la mina con cara de fastidio lo leía en voz baja mientras el chaval sacaba de su mochila un blue label su whisky favorito y empezó a tomarlo, la cara de la mina había cambiado conforme lo iba leyendo, con un nudo en la garganta, los ojos lloros la mina le pidió que le disculpara que ella no era así, no sabia que le había pasado, el chaval le dio un trago directo a la botella y le contesto, esta vez nos toco perder a los 2, no quiero estar contigo, solo quiero que sepas que aun te sigo amando como pocas veces te lo dije, los regalos y la camioneta puedes quedártelos, no me cruzare en tu vida ni un día mas, la mina llorando sola se quedo, el chaval se levanto y le beso en la frente de esa forma tan paternal, que te vaya bien te deseo mucho éxito le comento el chaval, y salió por la puerta portando en su mano izquierda la botella de whisky con la mitad del liquido, prendió el auto de su padre y emprendió un viaje al aeropuerto, a las 10 tomaba un avión el cual iba arribar a su nuevo destino Argentina, le dijeron que en Bariloche era un buen lugar para olvidar los viejos amores.

La mina 20 minutos después salía en la X5 rumbo al aeropuerto, había un trafico bestial, el destino, Los Ángeles California, quería irse de shopping le habían dicho que las compras era el mejor remedio de todos los males, la mina suponía que era una mala noche en su camioneta saco un cigarro “Capri” y empezó a fumarlo mientras veía como el trafico era interminable.
Minutos después y algunos kilómetros recorridos, vio un auto volteado y supuso que esa era la causa del trafico, cuando pasaba por un lado del cerco policial, volteo y vio como al que subían a la camilla era al que era su ex novio, se paro unos metros adelante, y vio como estaban los restos de la botella de whisky y manchas de sangre era lo que adornaba el pavimento, se dirigió corriendo a la ambulancia, la mina logro ingresar, el chaval moribundo le comento, te quiero mucho desde haya arriba te cuidare, la mina cerro los ojos y de ellos brotaron unas lagrimas que cayeron en sus mejillas, solo sonaba un estruendoso y silencioso TUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU. 

1 comentario:

  1. HERMANO CALIGARI ESTUVO BUENA LA HISTORIA ME GUSTO ATRAPANDOME, PUES ES CIERTO NO TODO EL DINERO TRAE, EXISTEN MUCHAS COSAS QUE EL DINERO NI SIQUIERA LO PUEDE TOCAR COMO ES EL SENTIMIENTO PURO DEL AMOR...

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura