jueves, 24 de junio de 2010

El Encuentro

Desperté aturdido, tumbado en el suelo apoyándome como pude en la pared logre ponerme en pie, mis ojos no distinguían mas que algunas figuras distorsionadas perfectamente alineadas a los laterales de lo que parecía ser un largo pasillo todo estaba como en blanco y negro no recordaba nada no sabia como había llegado allí ¿Dónde estaba? Intente recordar si un día antes o algunos días antes quizás había estado bebiendo y me estado en este momento era el de una terrible resaca de esas que dan miedo y empiezan a dar pie a una resaca moral seguía sin acordarme maldita sea.

Pregunte en voz alta si alguien podía ayudarme grite pidiendo ayuda…pero mis palabras ni siquiera yo era capaz de escuchar mis propias palabras ¿que estaba pasando?, en un arrebato de rabia y desesperación golpee una de esas figuras distorsionadas la que tenia mas cerca, pude ver como caía al suelo sentí que fuera lo que fuera se había hecho pedazos, pero no escuche nada, eso me hizo pensar que el problema estaba en mis oídos que si alguien mas estaba ahí debía escucharme grite una vez y otra y otra cada vez mas alto…..

Y ahora si algo acudió a mi llamada suavemente la silueta de lo que parecía ser un gato jugueteaba entre mis piernas pero…. era mi gato, era “poe” de repente en el fondo del pasillo una luz surgió de la oscuridad, en ella se distinguía perfectamente la silueta de una persona que tras un par de segundos al igual que la luz se perdió de nuevo en la oscuridad.

No podía creerlo… ¡¡¡podía, podía escuchar nuevamente!!!!!! y no solo a poe también percibia unos leves murmullos donde habia visto aquella silueta, de la luz, camine guiado por los murmullos eran voces, podía entender alguna que otra palabra.

Aquellas figuras distorsionadas de los pasillos tomaban forma, ya reconocía…. ¡¡¡maldita sea!!! Era mi casa, ¡¡¡estaba en mi propia casa!!! Y la luz esa luz venia de mi habitación, pero que demonios ¿quien esta en mi habitación? escuchaba mis propias palabras sentia que todo volvia a la normalidad, todo menos una cosa… nadie pisa mi casa y mucho menos nadie entra en mi habitación, quien fuera que estuviera ahi lo iba pagar muy caro, esta vez realmente estaba enfadado ya no sentía miedo así que empuje con furia la manija de la puerta…… pero….. ¡¡¡yo estaba allí!!! colgado de la lámpara de mi habitación con una soga atada al cuello, estaba viendo… mi propio cadáver.

En una fracción de segundo entendí lo que había sucedido con ese objeto hecho pedazos, con las figuras, con el gato, con aquellas voces. Comprendí la cara que pusieron aquellos policías cuando abrí la puerta, ¿Qué cara iban a poner? No veían nada, la puerta se había abierto sola, y yo… estaba muerto, era un espíritu, un fantasma.

Desde entonces vago por ahí con poe y quien sabe, lo mismo cualquier noche de estas cuando te cruces con un gato solitario yo este allí…. y si te apetece podremos conocernos….

Autor: Teo Rodriguez

2 comentarios:

  1. Bienvenido al Blog canijo... despues de un año te dignaste a entrar almenos...esta bueno pinche teo si se rifa we... el pedo esque falto la emocion de los emoticoons jaja aca te veremos mas seguido...exito

    ResponderEliminar
  2. Que hay vanchi! Bienvenido a escritosdelalocura,el lugar donde la locura cura dice el dr. Caligari la normalidad jaja. Espero te la pases bien escribiendo aqui como lo hacemos los recluidos en este lugar. Suerte. Irie!!!

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura