jueves, 26 de agosto de 2010

“las casualidades existen, los amores también…”

Se que debo de darte las gracias, se que debo de decirte regresa conmigo, se que debo de darte más de 100 mentiras para que estés conmigo, se que debo decirte lo guapa que luces hoy, se que debo de darte más que solo amor, se que debo decirte cómo ha cambiado mi vida contigo, se que debo de darte un par de poemas, se que debo de decirte que no puedo vivir sin ti, se que debo de darte momentos importantes que algunos llaman casuales, se que debo de decirte todo está bien vete por un tiempo, se que debo de darte las gracias por haber estado conmigo, se que debo de decirte que yo aun pienso “que los amores a primera vista existen”…  y aun pienso que la primera vista solo es obra de la casualidad, como el amor…

El chaval guardaba las fotos de la mina como si fuera un preciado tesoro, el chaval guardaba esos celos en un par de caballitos de tequila, el chaval sabia que todo se había acabado, esa pequeña historia que empezó unos años atrás, el no hizo nada más que pararse en ese lugar equivocado a la hora equivocada, ¿Cuántas veces escuchamos esto?, el chaval sabia que el haber intercambiado un par de palabras con ella había sido motivo suficiente para querer compartir algo más que una taza con café…

El chaval se la pasaba pensando en que había fallado, el chaval sabia que esa mina había echado en saco roto las ilusiones, esperanzas, el amor que se había pretendido cultivar… el chaval se hacia la victima buscaba cualquier pretexto para recitar un fragmento de Ismael serrano “cuando decimos si ella se va, lo que queremos decir, es que si te vas, es que no sea muy lejos, ni por mucho tiempo…”, el chaval ya no pretendía entenderla, el chaval tomo el motivo como un pretexto, el chaval tenía en mente salir de ese hoyo en el que se encontraba, el chaval hizo un pequeño escrito en una noche que no podía dormir, por estar pensando en esa mina de sonrisa amigable, ojos expresivos, labios adictivos y lengua traviesa… el chaval comenzó, “se que debo de darte…”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura