lunes, 23 de agosto de 2010

VIDA Y SUEÑOS

Deje de vivir para poder recordarte en su sueño profundo, siempre al pegar la cabeza con la almohada, pues era el único refugio donde podía localizarte después de todo este tiempo, sin barreras, ni obstáculos, sin temores ni premuras, siempre en el mismo lugar, debajo de un gran árbol podíamos compartir una caricia o un abrazo.

Todo sentimiento parecía tan real en ese sueño, más real, que los encuentros que pudiera tener con otras personas en la realidad y más sinceros que la caricia o el abrazo que pudiera tener con alguna amante después de aquellos íntimos momentos.

Se había invertido mi mundo a un extraño lugar donde la imaginación podía ser más que un simple encuentro de caricias falsas y encuentros forzados por el tiempo. Justo en ese lugar había olvidado como se vivía para soñar el vivir que un día había sentido con tantas fuerzas en la palma de tu mano que acariciaban lentamente mis mejillas.

Al final después de ver tu foto aquella tarde en el panteón pensé que era hora de empezar a vivir el presente, en mi mundo, en lo que me rodea, pues pensé que al final podría hacerlo tal como lo estaba haciendo, pero ahora no era tiempo de hacerlo pues tenía en mis pies a la misma vida que me reclamaba la insensatez en la que había caído tras dejar de vivir el ahora por tan solo soñar con mi pasado.

Y si bien no podemos negar lo que somos, también lo es que dejar de vivir por soñar ahora no me corresponde…

No buscare tu remplazo pues la misma vida se consume a cada segundo que va pasando lo que la hace única e irrepetible, pero si tratare de sentir a cada segundo la misma vida que me toque lentamente mis mejillas y me llene de lo que tal vez necesite aprender para soñar después de ese sueño que llegara a ser eterno.





Aun no se si fue el temor de no poder verte, porque sabia que estabas ahí, justo detras de mi como siempre. Te quiero!!!

1 comentario:

  1. LA vida, los sentimientos, se viven y se sienten mejor en los sueños que en la realidad, almenos en los sueños duelen menos y se pasan mas rapidos, ademas de que aprendes mas...

    un rato para filosofar acompañado de un cigarro...

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura