jueves, 23 de septiembre de 2010

"...extraño estar atado en la infelicidad jugando a ser feliz…"

Como recuerdo aquel dulce sabor de los panecillos de marinela,
Como recuerdo el aroma fresco del pasto,
Como recuerdo aquellos besos salados,
Como recuerdo aquella silueta femenina bien definida,
Como recuerdo el  sabor de la cerveza,
Como recuerdo los efectos del vodka,
Como recuerdo los sabores de la cocina de mamá,
Como recuerdo los 10’s esporádicos en el colegio,
Como recuerdo la alegría de mi primer gol,
Como recuerdo el primer gol que me metieron,
Como recuerdo poniéndome los guantes de portero,
Como recuerdo conduciendo a 210 km/h,
Como recuerdo la anestesia haciendo efecto en mi organismo,
Como recuerdo la incomodidad de la cama de un hospital,
Como recuerdo algunos versos que algún día escribí,
Como recuerdo andar en muletas,
Como recuerdo aprendiendo a manejar,
Como recuerdo estar en la universidad,
Como recuerdo esa sensación cuando descubrí el mensajero de MSN,
Como recuerdo mi primera cuenta de correo electrónico,
Como recuerdo ese dulce aroma desprendido de aquella mina,
Como recuerdo aquellas falsas promesas que nos hicimos en las pláticas sin chiste,
Como recuerdo el sabor de esa mezcla de chocolate-café-licor de nanche,
Como recuerdo ese cosquilleo al afeitarme la barba,
Como recuerdo la sensación de patear un balón….

Después de tanto recordar solo me queda   EXTRAÑAR esa vida en la cual no existía mi realidad de segundo orden, extraño esas palabras vacías que iban adornadas por un beso coqueto, extraño estar atado en la infelicidad jugando a ser feliz…

Que daría en estos momento por dejar de soñar y dedicarme a vivir la vida, yo quiero un día no hacer nada solo así me daría cuenta de cuánto he perdido en esta vida de caprichos….

Lo que aun no recuerdo, ni tampoco extraño, es como vivir la vida sin reglas, sin moralidades, sin religiones, sin esos amores que matan al dar la vuelta…

Viviré en una historia tipo “cuento cartas de amor” de Ismael Serrano, esperando aquella carta en la cual pudiera leer, "pronto estaré ahí..."


2 comentarios:

  1. Así nos pasa, nos olvidamos de esas pequeñas cosas que nos hacian sonreir.

    "Estar atando a la infelicidad jugando a ser feliz" Jamás había pensado en eso, me dejas mucho que pensar.

    Yo solo quiero una vida tranquila, ya no me interesa la felicidad en si, no creo que eso exista para mi, me conformo con estar tranquila.

    Saludos
    Pd tu imagen rulea!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto la imagen, solo quedan recuerdos y una larga añoranza.
    SALUDOS.

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura