viernes, 15 de abril de 2011

“Todo cambia, pero de una forma distinta todo vuelve a ser igual”

Los cambios no siempre caen muy bien, aquel escritor y filosofo de cantina hablando sobre cosas sin sentido se convirtió en un oficinista ambicioso, las letras como no tenían paga quedaron en tercer plano, la rutina y las relaciones laborales ocupaban el primer y segundo plano en su vida, las letras leídas como escritas se habían convertido en un estorbo mas para el chaval…



Ahora solo le interesaba cerrar ciclos, vivir de la mano del olvido, jugar con la rutina, caminar por lugares que jamás habían sentido los pasos de un gran perdedor, un perdedor lleno de ilusiones, el chaval ahora con un poco de capital en su bolsa se decidió a salir de su hábitat, pensaba cambiar de lugar de residencia limitándose de ciertos lujos que el tenia, y ahora vivir de la mano del día a día…



El destino le depara al chaval una nueva forma de vivir, sin la rutina de la cual había estado acostumbrado durante los últimos meses, por fin iba a dejar de estar atado a la libertad, ya la única frase que repetirá sobre el restos de sus días será “Todo cambia, pero de una forma distinta todo vuelve a ser igual”, el chaval se retira con los bolsillos rotos, con pocos logros, frustrado por no haber podido dar el 100 a pesar de haber intentado de todas las formas…

lunes, 4 de abril de 2011

"Cuando todo marcha mal, cuidado el destino te guarda una sorpresa"

El chaval por fin tomo las riendas de su vida, la mina con la que andaba lo mando al carajo, sus amigos lo echaron del circulo de amistad, su familia le dio el apoyo económico para una renta, el whisky escocés le daba una resaca terrible, los tabacos le provocaban una espantosa tos al levantarse, del trabajo lo mandaron a residir a provincia, ahora estaba a 648 km de su antigua vida, las decisiones que el nunca tomo fueron las decisiones que tomo el destino por el…



El chaval arribo a su nuevo lugar, solo un par de maletas le hacían compañía, en una maleta traía un poco de ropa formal, ropa interior, jeans , playeras, sus inolvidables zapatos de soccer, ropa deportiva, esos guantes de portero que habían cambiado su vida y unos cuantos gramos de esperanza; en la otra maleta traía a su inseparable lap, la psp que apodaba “negrita”, el ipod prestado de papa, un cuaderno viejo con miles de líneas escritas, un par de libros y 3 plumas azul de punto fino.



Comenzó a escribir unas líneas en lo que empezaba a recordar, el ipod ambientaba con un poco de trova, la lap reflejaba algunas conversaciones en el mensajero, el chaval escribía desde que recordaba, cuando pateo su primer balón, cuando estallo de euforia y no sabia que hacer cuando anoto su primer gol, su primera expulsión por una barrida por detrás, su primer penal fallado en una final, su primer beso con esa mina de primero B, la primera vez que puso un juego desde MS-DOS, el primer regaño por no poner atención en clase, la primera sonrisa que le regalo aquella mina de Tercero A…

Recordó tanto que las pocas hojas que sobraban de ese cuaderno viejo terminaron totalmente llenas, el chaval cerró el cuaderno, apago el ipod y la lap, se puso unos jeans y una camisa manga corta, salió a terminar con sus recuerdos, pidió la mesa del balcón para poder fumar y encargo una orden de alitas red hot y unas cervezas frías, en lo que se reencontraba consigo se dedico a observar alrededor, en el lugar había parejas, familias, grupos de amigos, y lo que le sorprendió es que una chica estaba solitaria con una cara de pocos amigos y con una jarra de lo que parecía era clericot, el chaval al observar que en la mesa de la mina no había ni siquiera otra silla, el chaval se levanto y con el rostro serio pero con esbozando una pequeña sonrisa le comento a la mina si gustaba acompañarlo a su mesa, ya que era su primer día ahí y quería platicar con alguien, la mina le vio y se levanto llamo al mesero y pidió el corte de su mesa los dos caminaron rumbo al balcón, el chaval deposito en la mesa la jarra y el vaso de la mina, jalo la silla para que la mina se sentara en un gesto de amabilidad, mina extrañada se quedo y espero a que el chaval se sentara, el chaval se presento solo nombre y que hacia en ese lugar, la mina le contesto de igual manera, nombre y que hacia en ese lugar, los dos estallaron en risas cuando el chaval intento encender su cigarrillo de la manera equivocada, la mina tenia bonita sonrisa, el chaval traía algo mas que actitud, llegaron las alitas y el chaval le ofreció, la mina tomo una con un poco de desconfianza, el chaval encendió su cigarro, le dio un trago a esa cerveza y empezó hablar sobre el, solo se detenía para comer un poco de las alitas, darle un trago a su cerveza y darle unas fumadas a su tabaco, termino con una sonrisa y poniendo el cigarro en el cenicero, la mina tomo el cigarro y repitió parte de las palabras del chaval ambos volvieron a reír, el chaval le sirvió mas clericot a la mina, la mina empezó hablar, contaba que hacia ahí, su novio le había dejado por su mejor amiga hace apenas 3 días, su familia residía en otro país y en su trabajo la habían echado, el chaval le ofreció su pequeño depa para seguir platicando, la mina acepto y salieron rumbo al departamento del chaval.



Antes de llegar hicieron la parada ahí en esas bancas del parquecito frente al departamento, se fumaron un cigarro y seguían platicando incluso jugando a “mentiras sobre verdades” un buen juego para poder no conocer a la persona que tienes enfrente…

Pasaron las horas hasta que el vigilante local los corrió de esa banquita, el chaval y la mina pasaron a un minisúper a comprar cosas variadas, entre las que incluían un buen whisky escocés, caminaron hasta el departamento del chaval, se fundieron en un beso largo y desesperado como si se fuese acabar el mundo al separar los labios unos del otro, iban haciendo el clásico morreo, si un escritor quisiera describir la pasión que pasaba entre los 2, hubiera sido imposible.



Después de 2 horas la mina desconcertada fumando un cigarrito en el balcón no sabia por que lo hizo, pero apostaría a que si el chaval se lo propusiera lo volvería hacer con el, el chaval estaba aun tirado en la cama, desfallecido y con una cálida sonrisa acudió a la mesita de centro tomo el whisky escocés y sirvió en ambos vasos, llevo consigo también un par de cigarrillos, le ofreció uno a la mina y le dio un vaso con whisky escocés, la mina lo acepto y le encendió el cigarrillo al chaval, el chaval le pidió que se quedara, la mina dudo y puso mil pretextos a los cuales el chaval le daba respuesta, el chaval logro convencer a esa mina con otra sesión de sexo desenfrenado, la mina cuestionaba al chaval acerca de que es lo que hacia con ella, el chaval solo se limito a contestar “enamorarme de ti” la mina sonrió y al parecer olvidaba su pasado…



El chaval siguió en la misma empresa de hace 10 años, ahora esta como director de una sucursal en un país del Caribe, la mina olvido a su ex-novio, olvido a sus amigos, olvido a su familia, olvido esa obsesión tan grande de llegar a ser gerente comercial de una transnacional, ahora la mina se gana la vida de besos y caricias que le da el chaval, llevan 8 años viviendo juntos, tienen 2 nenes que ya asisten al colegio, el chaval recuerda como era antes de conocerla, como quería antes de quererla y por supuesto como vivía antes de abrazarla, la mina solo da gracias cada día aquel ex-novio y “mala” suerte que tuvo por espacio de 3 días…

Ah por cierto lo olvidaba el chaval se dedica a escribir cuentos infantiles, tiene contrato con una afamada firma de libros para niños...



Bueno banda pues les dejo mi ultimo relato…este año no volveré a escribir, me dedicare de lleno al trabajo y algunas cuestiones personales, solo me resta decirles Gracias! Por terminar de leer estos escritos… ah y ya la siguiente semana vuelvo a escribir, en unas horas se acaba mi año numero 21 y da paso al 22 (si se contar)…Gracias!