viernes, 29 de julio de 2011

Buscando lo que nunca pretendía encontrar...

“…sobre todo lo que nunca olvidaba hacer, era un jueves al mes subirse a un bus e intercambiar libros que el ya había leído…”



El chaval tomo sus maletas cansado de estar de un lado para otro buscando aquello que nunca pretendía encontrar, ¿ilógico? El comentaba “Para que buscar la felicidad, eso le quita todo el chiste al juego de las escondidillas o a las canicas”.
Había muchos mitos acerca del chaval, irresponsable, flojo y un sinfín de calificativos, lo que la gente no sabia que cuando el chaval  se sentía cómodo, se marchaba del lugar, abandonaba todo, empezando desde el lugar donde rentaba, su novia o compañera de ciudad, sus amistades, su trabajo, pero lo mas sobresaliente es que el chaval buscaba siempre dejar una marca de que el paso por esos lares, y ¿como lo hacia? Quedándose en el corazón y en los recuerdos de las personas, lo único que le interesaba era ser querido y ser recordado, claro siempre lo lograba…

La historia prosigue con el chaval, había vivido ya en varias ciudades, en ellas había estado solo un par de años, vivía cómodamente, cambiaba de auto en cada ciudad todos de modelo reciente, comía en los mejores lugares y sobre todo lo que nunca olvidaba hacer, era un jueves al mes subirse a un bus e intercambiar libros que el ya había leído…

El chaval tenia en mente tener una vida diferente en cada ciudad hacia todo diferente y siempre obtenía los mismos resultados, dejando la renuncia en el empelo, terminaba en casa con dos tragos, el primero la bebida alcohólica local y el segundo un whisky 21 años, fumaba un par de cigarrillos, apagaba todos los medios de comunicación con el, y dormía por 10 largas horas, sin hacer caso a nadie ni a nada echaba sus cosas al auto y partía, solo dejaba un par de cosas, unos cuantos pesos y una eterna enamorada esperando su regreso…

Y así fue como el chaval encontró la muerte, buscando lo que nunca pretendía encontrar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura