viernes, 27 de enero de 2012

el chaval no busca y encuentra lo que no encontraba


El chaval tenía un nuevo objetivo, está rompiendo con todo tipo de ética tanto personal como profesional, se ha propuesto una nueva meta, algo que nunca se ha propuesto, pero la meta ya está sobre la mesa, igual que esa botella de whisky y esas colillas de cigarros, el chaval está dispuesto apostar más de lo que tiene para ganar lo que hacer mucho tiempo no ha tenido un beso sincero y una mina a la cual ah de ser la nueva musa de su corazón…

El chaval sabia que ese día iba a cambiar su vida, el tenía en mente dejar lo que tenia y darse media vuelta y tener que volver a empezar, pero no contaba con lo que le tenía deparado el destino, él pensaba en un borrón y cuenta nueva, pero no contaba con una mina que hasta el momento le había hecho sentir lo que hace mucho no sentía.

Se había dejado de rodeos de aquellos que solo le habían hecho una falsa esperanza y había empezado en creer que los cambios existían, había dejado de creer en la evolución y creer en los milagros, ¿un error? Quien sabe eso solo el futuro lo dirá, el chaval siempre pensaba en eso un futuro lleno de confort al igual que el presente, pero, siempre hay un pero, a pesar de que todo lo calculaba no contaba con lo que el destino le tenía preparado, no era cuestión fácil, la mina no era de esas que se derriten con palabras dulces y falsas promesas, no era de aquellas minas que busca dejar todo por un futuro mejor, era de esas minas de las cuales ya no conoces muy a menudo, de esas minas que desde que las conoces sabes que no son un ángel, pero tampoco un demonio que buscan arrasar con lo que se ponga a su paso.

Su encuentro fue extraño cortesías y miedo por quien escupía una parte personal que los delatara, todo transcurrió con aparente normalidad, exceptuando que no estaban en el lugar indicado, la mina salió con una sonrisa en su rostro y esperanza en los bolsillos, el chaval regreso lleno de dudas y contradicciones en su haber.

No sabía si hacia lo correcto o no, ¿a quién diablos le importa? Solo susurraba el chaval, valiéndole el pasado en su haber y un futuro totalmente incierto, el chaval buscaba solo quedar bien, lejos de los estereotipos el lugar no era el idóneo para buscar otro objetivo, así que se decidió a contactarla, la mina no sabía de las intenciones del chaval y con las ilusiones en el bolsillo, siguió el juego en el cual no sabía que había retorno…


To be continued…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura