lunes, 16 de enero de 2012

El señor de la Barba


El señor de la barba

Muchas veces hemos escuchado historias acerca de personas míticas o no tan míticas, está el señor del costal, el robachicos, el comecuandohay, el solovino, el tutifrutti, el señor de los helados, la mujer del carnicero, Jesús, Gandhi, Stalin, Fox, Carlos Salinas, bueno y un sinfín de personalidades varias, pero en esta ocasión no vengo a nombrarlos, esta vez vengo hablar del que pocos han oído hablar, aquel que es conocido como el señor de la barba…
Todo se remonta hasta hace pocos años que oí hablar de él, un tipo normal que de lunes a viernes trabajaba, duraba poco en los trabajos por x o y razón los fines de semana le daba por embriagarse en lugares concurridos y no tan concurridos, había tenido minas estables pocas al igual que sus empleos, le gustaba tomar whisky escocés y también cerveza, le gustaba el soccer, tenia vicios varios como por ejemplo fumar, manejar, jugar al soccer, trabajar, reír, burlarse, refresco sabor vainilla, cereales para niños, la tecnología, ver series de televisión, leer sobre lo social, pero bueno no hablemos más de lo que él hace, solo hay que hablar un poco de él, una persona especial rumoran que le dijo tu solo buscar huir de las cosas, de las personas o de las circunstancias...
El señor de la barba, pocos saben su verdadero nombre, pocos han tenido una charla con él, digamos que no era cosa del otro mundo, ni si quiera era alguien destacado simple y sencillamente le decían que era misterioso, extraño y algunos otros adjetivos calificativos por el estilo, el señor de la barba uno lo podía ver arriba de un auto en la ciudad, surfeando las autopistas al doble de la velocidad permitida, arriba del transporte público con un libro en las manos, caminando por la calle solo sin rumbo fijo, el señor de la barba se liaba con una que otra chica solo para cambiar un poco la rutina, tenía una forma de hablar muy plana a pesar de su voz gruesa que daba aun más el típico perfil de maleante, por la calle se dice que la gente solo se le quedaba viendo esperando el momento en que sacara una arma y los despojara de sus pertenencias algo que jamás sucedió a pesar de que lo veían caminar por las madrugadas, el señor de la barba era muy extraño, jugaba a dar opiniones varias de diferentes temas, jugaba a ser feliz, sobre todo sobresalía por un cuestión, una cuestión muy importante jugaba a vivir…

 Parte autobiográfica #Fail

2 comentarios:

  1. t faltaron muchas kosas para terminar d deskribirlo no krees???

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura