miércoles, 20 de junio de 2012

homenaje a nuestra locura...


“…traía la muerte cerquita, detrás de mi, solo escuchaba como los perros chillaban cuando pasaba a un lado de ellos…”

Recuerdo claramente ese día me desperté, todo pasaba como sin nada pero tenia una rara sensación, un ligero cosquilleo sentía en mi brazo izquierdo, yo lo achacaba a que había despertado sobre ese brazo, pero bueno seguía me prepare mi cereal de chocolate con leche de vainilla, agregue un par de cerezas en almíbar para adornar el plato, y le diera un sabor diferente, la sensación seguía después de 30 minutos de haberme despertado, yo creo que era por que le iba a dar el anillo de compromiso a mi novia después de 14 meses de meloso romance, después de mi desayuno me preparaba para hacer la caminata diaria de 7 km, ahora “solovino” no me esperaba fuera de casa, quizás se le atravesó algún buen cristiano que le dio un poco de comida y por eso no llego (eso fue lo que pensé), hice la caminata solo que note algo extraño no hubo perro que me ladrara, incluso se veían sumisos cuando yo pasaba, algunos hasta llegaban a chillar y agazaparse en lo primero que se les atravesaba, almorcé lo de costumbre, 2 claras de huevo con un poco de tocino, pechuga de pavo, un té de menta, un cappuccino sabor vainilla, claramente me di la mejor ducha de mi vida, era mi ultima como soltero oficial, mi cabeza solo pensaba en ti, Salí de la ducha y planeando pensé pasar antes a comprarte otro gran detalle, champagne podía ser una opción, tome las llaves del auto y Salí, con la actitud por un lado y en el asiento de atrás mi pasado, mi camisa polo reflejaba mi buen gusto por las camisas aunque mis vaqueros Diesel predicaban lo contrario, pase a Sanborns a comprar aquellos chocolates con relleno de Café y otros con rellenos de arándanos que era tus preferidos, confirme la reservación en aquel restaurante Francés que tanto te gustaba, al ir sobre la tienda de vinos, te vi de la mano, fundiéndote en un beso con un autentico hijo de puta, pensé que no eras tu y decidí acercarme mas, y al estar mas cerca pensaba en darle un gran golpe al tipo ese por haberte besado, iba decidido y solo Dije Buenas tardes, volteaste me viste y dijiste algo te separaste de aquel hijo de puta y me decías algo, yo estaba cegado, solo caminaba, te quedaste gritándome algunas cosas, saque el celular y marque aquel restaurante y cancele la reservación, pase a la tienda de vinos y opte por unas botellas diferentes, vino tinto, vino blanco espumoso, un par de JW etiqueta negra y un VSOP, el señor que atendía me ofreció unos tabacos cubanos que con gusto compre un par de cajetillas, el señor me miro y me dijo, “señor se ha dado cuenta que usted trae la muerte cerquita” le comente que solo quería tomar un trago, no había tenido buen día, me dijo “ten cuidado traes la muerte muy cerquita” solo atine a sonreír y pagar.

Seguía siendo raro, tenia una sensación de alivio, quien sabe quizás era porque acababa de dar un giro de 180 grados mi vida, recuerdo destape el VSOP mientras estaba dentro del estacionamiento, sincronice el IPod con la canción de Eterno Odio de Ismael Serrano, encendí un cigarro y dije entre dientes, traigo la muerte cerquita haber si me alcanza en este musculo americano, rechine el auto ya estando sobre la avenida, los 315 hp hicieron su trabajo, llegue a casa, y solo dije pinche muerte no que me tenias cerquita…

Después de una borrachera a solas, recuerdo me arme de valor eran las 2:15 de la mañana, tome el auto y fui con dirección a tu casa, no se con que intención, solo recuerdo te marque al móvil y contestaste después de la 5 llamada, te pedí que bajaras que quería platicar contigo, cediste yo creo por tu estado de somnolencia, platicamos muy poco mi grado alcohólico hizo que muchas de mis lagrimas brotaran sin ton ni son, recuerdo al final te dije, “pensé que eras inteligente, no pensé que te fueras a enamorar de la misma manera dos veces”, recuerdo de mi pantalón saque una pequeña cajita de regalo te di un beso en al frente y solo dije, toma este es tuyo, ya me dijeron que traigo cerquita la muerte, camine rumbo a mi auto que lo había dejado en la esquina donde siempre, tu no me quitabas la mirada de encima, con la cajita entre tus dedos, recordé el no ladrar de los perros, recordé la jugada del destino contigo, recordé las palabras del Señor, traía la muerte cerquita, detrás de mi, solo escuchaba como los perros chillaban cuando pasaba a un lado de ellos incluso un Doberman que regularmente se aventaba contra la reja y ladraba como desaforado ahora lloriqueo, solo recuerdo al tomar las llaves del auto, sentí un mi cuerpo caer, no recuerdo ni siquiera el golpe, pasaron unos minutos cuando yo me veía abajo tirado, estabas pegándome intentando que reaccionara pero ya era inevitable, yo ya había muerto, por Tercera Ocasión…



“…El chaval tomo su pluma, aquella Mont Blanc que nunca le dejaba, de fondo sonaba Ismael Serrano y unos cuantos reproches de Mamá, alegando lo de costumbre “¡Ir a las tortillas no ha matado a nadie!” pero bueno, seguía el chaval escribiendo un poco cuando recordó este día es especial, no es cumpleaños de Mamá ni de Papá, pero hoy es un día, sonó la alarma de la Tablet y de los celulares para variar, re busco en el Face por si era cumple de alguien y nada, en Twitter por si era algún suceso histórico, pero no, desilusionado el chaval, siguió escribiendo un poco, iba a escribir de la mina, pero la recordó y eso hizo que ya no escribiera de ella…”

Solo me resta decir Gracias a las personas que entran a este Blog que es su blog de confianza, esperando leer a Nefer, al Moto, ..:* *м ą Ŝ ŝ..:* *, a la Peke, a Mare, al Estefes, al Vanchi, al Charly, a Joshy y a mi Gran hermano Ricardo Lopez!, esto empezó como un juego, como una manera de sacar un poco el estrés del Día con día,

Gracias a ustedes lectores Gracias a Ustedes esta locura sigue viva por 3 Gloriosos Años…




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura