jueves, 13 de junio de 2013

Tenia ganas

"...el Kru tenía una especie de resaca era muy raro eso, en especial los días Lunes a las 22 horas, no había partido de futbol en el televisor ni tampoco tuvo partidos por disputar, la causa de la resaca era nadamas y nadamenos que aquella chica de alta talla y un grande corazón, ¿No han escuchado hablar de esa chica? Bueno su nombre es Chiquis, es raro en verdad el Kru se jactaba al hablar de ella, incluso la tenía en las pláticas nocturnas y en las borracheras de fin de semana, pero bueno, describiremos un poco la relación entre ambos…" 

Saque mi celular antes de que acabara de escuchar ese relato, le marque como de costumbre los lunes, quizás para recordar un poco, un recuerdo que quizas ocupa las esquinas del cuarto redondo, o aquel recuerdo que ni el pepenador quiso tomar en sus manos.


Como de costumbre no contestabas, quizás cambiaste de numero pero yo creo que no porque tu voz es la misma en el contestador, también te iba a decir que estoy dispuesto a cambiar, a ser tan ordinario como lo que no era, irnos de Cine los fines de semana y a ver a tus padres, quizás también pasear por las plazas comerciales y comer en Italianis, igual tenía ganas de decirte que se me antojo una michelada pero solo con tu presencia, al igual que un viaje que no tuviera un retorno tan pronto.


Quisiera hablar de una mala política o de religión hasta eso, pero solo quiero hablar contigo, escuchar tu voz y sentir como sonríes mientras hablamos, escuchar las canciones de Ismael Serrano mientras hablo contigo, escuchar cómo me dices que soy un tonto por mis chistes tan malos, pero tu sonrisa no desaparece, aquella sonrisa que eh de admitir me hizo no perder la cordura y solo volverme loco por tu sonrisa, cuando sonreías imaginaba que el mundo nunca se acabaría y me animaba a destapar un par de cervezas, comer palomitas, agarrarte la nalga, quizás contarte de mi sueño en el cual tu entras por una puerta de cristal como la primera vez, aquella vez donde el caprichoso destino me puso frente a ti y mande a la chingada mi moralidad.



Pero como de costumbre tu voz no la encontré por más que busque así como he buscado durante un año, te dejo un mensaje como el que recita Ismael “Si tienes frio y tiempo me llamas”.

2 comentarios:

  1. Yo creo que todo iba bien hasta que le agarraste la nalga, no sé, quizás no era el momento je.


    Saludos.

    (Me cuesta mucho trabajo comentarte desde el ipad por la plantilla que tienes pero de que te leo es seguro)

    ResponderEliminar
  2. Pff malquerida con razon me ando al diablo la mina... jajaja gracias por leerme, igual yo llevo 2 años sin lap y se complica demasiado con las tablets, ipads y smartphone... un abrazote

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura