viernes, 4 de octubre de 2013

Solo quería un beso

“…pero bueno la verdad solo estaba buscando un beso verdadero para seguir con mi camino, buscaba alguien que me diera un beso para que me hiciera inmortal…”

El chaval la conoció en una inusual granizada en pleno verano, fue la primera y hasta el momento la última en esa población, él iba manejando mientras se distraía cantando 19 días y 500 noches de Joaquín sabina, las intermitentes hacían tic tac, el acelerador apenas lo presionada, los cristales estaban tan empañados que casi no se veía al exterior, en eso el chaval paso por un Árbol grande y vio la figura humana de una persona como guareciéndose de la lluvia, el chaval acerco el auto, bajo la ventanilla y le pregunto:

Chaval: Sabes, voy rumbo a Santiago queda a 40 km te puedo dar un aventón para que no te mojes.
Mina: Vale muchas gracias, (subió al vehículo) me has caído del cielo, ya llevaba tiempo parada ahí esperando que pasara el ultimo colectivo.
Chaval: No pasa nada, aparte ¿quizás tu hubieras hecho lo mismo no? la granizada esta terrible, perdón me dicen “el Chaval”.
Mina: Hola a mí me dicen “la mina” y quien sabe eh, no sé si hubiera dado aventón a un tipo que tuviera ese sobre nombre (echo a reír)

El chaval y la mina eran dos personas que lo único que compartían es que los dos iban con el mismo lugar de destino, ella reía a cada frase del chaval quizás por nerviosismo, pero esa risa ayudaba a pasar mejor el rato dentro del auto cuando el cielo se estaba cayendo, el por su parte había tenido un mal día y con la compañía de ella estaba haciendo favorable el pésimo mal rato que había tenido, aparte de la buena vibra que emanaba la mina, ella era muy bonita.

Chaval: Gustas un chocolate, cuando yo tengo frio me como un chocolate. (Con la mano derecha le pasaba un kínder Delice)
Mina: Vale, gracias (alcanzando el chocolate). Y… ¿Qué haces por estos rumbos? No es tiempo para que vengan foráneos, acaban de terminar las vacaciones de verano recién.
Chaval: Pues mira, hoy por la mañana compre el Diario y al leer el horóscopo decía que tomara camino a un lugar lejano, porque ahí estaba mi destino…

La mina no pudo contener la risa y soltó una carcajada que omitió por completo el sonido que hacia el granizo al caer sobre el toldo del vehículo, lo miro sonriendo y comento.

Mina: Que bien, quizás yo sea el amor de tu vida, digo según lo que rezo el horóscopo de hoy (y le regalo una sonrisa)
Chaval: Que bueno que me lo dices, en verdad me alegra saberlo, yo pensaba que el horóscopo tenia referencia a un buen trabajo, pero veo que se ha equivocado y más bien era encontrar al amor de mi vida (y le regalo una sonrisa vacilona) ya sabes cómo son los horóscopos de imprecisos hoy en día.

La mina y el chaval siguieron con las preguntas y respuestas vacilando un poco, jamás se imaginarían este par de críos que su plática se convertiría en un pequeño guion, si no quizás estarían cobrando ya las regalías, el chaval solo tenía el destino momentáneo en Santiago, solo era pasar la noche por que en verdad él iba a 300 kilómetros adelante a una Exposición.

Chaval: Sabes si habrá hospedaje en Santiago por una noche, lo que pasa es que solo para dormir, tengo un largo camino para seguir.
Mina: Quizás si haya, pero por que no te quedas más tiempo, este fin de semana es el cierre de las fiestas patronales y sería bueno que te quedaras un par de noches.
Chaval: Que bien mira, estaría por pensarlo porque en 2 días inicia una expo donde debo de estar, y tu ¿eres de Santiago?
Mina: No soy de la capital, solo que hace unos años llegue acá y me he quedado, si gustas puedes quedarte en el hostal donde rento, siempre y cuando no vayas a robarte nada (quizás ahora si lo decía en serio)
Chaval: Vale te agradezco quizás si te tome la palabra porque para encontrar a esta hora hospedaje va a ser complicado.

 Llegaron por fin a Santiago la lluvia había cesado por completo después de casi una hora, pero para ellos fue un gran tiempo para conocerse, la mina lo instalo en cuarto de hostal donde rentaba y lo invito a salir a que conociera el pueblo, en la plaza frente a la iglesia, vendían una cantidad interminable de comida, había juegos mecánicos, unos cuantos juegos de azar, fuegos artificiales y la banda del pueblo amenizando con música de la región, todo esto era gracias a las festividades de la iglesia del pueblo, la mina y el chaval se dedicaron a probar un poco de platillo que vendían, estaban rendidos por el viaje y un poco por la comida por lo que decidieron sentarse a fumar un cigarrillo.

Chaval: Que buena elección has tenido, la comida súper rica, el lugar muy cálido, la fiesta es lindísima y sobre todo la compañía es inexplicable.
Mina: (sonrojándose) Muchas Gracias chaval, pero te lo dije este lugar era hermoso.
Chaval: Y a todo esto ¿A qué te dedicas?
Mina: Pues yo me encargo de traer gente a este lugar para que lo conozcan y tu ¿Qué haces para sobre vivir?
Chaval: Yo trabajo para una revista, yo me encargo de visitar lugares y escribir bien o mal del lugar, desde el camino, la estadía, la comida, la gente, si hay alguna festividad, de todo.
Mina: Mira que bien, sin querer te traje a este lugar para que lo conocieras.
Chaval: Es verdad y lo más extraño es como nos venimos a encontrar, aparte yo no tenía pensado hablar de este lugar, pero creo que tendré un buen artículo.

La mina y el chaval siguieron hablando de no sé qué cosa, pero estaban muy animados, el chaval de vez en cuando preguntaba acerca de las costumbres, de la comida típica de la región, hasta cuando se le ocurrió preguntar sobre una leyenda.

Chaval: oye y acá no ha pasado así nada espectacular, como no se una bruja, un chaneque o algo así.
Mina: Sabes acá hay una leyenda muy bonita, cuenta la historia que en un invierno vino un camión de una universidad de la capital a dejar juguetes, ropa, comida y sonrisas a un orfanato, vinieron por un fin de semana, se quedaron hospedados en el hostal donde estamos , dicen que cuando se fueron tenía unos minutos en la carretera cuando a una mina de turismo le dieron ganas de ir al baño y le dijo al chofer que se parara ahí que iba detrás de un árbol, así paso y mientras la mina cruzaba y llegaba al árbol una camioneta la embistió, era el presidente municipal que andaba muy borracho manejando, dice la gente que no vio el camión parado y tuvo que volantear por eso mato a la mina, la familia de la mina vino y la enterraron en el panteón de acá, dijo su madre que la mina le marco una noche antes diciéndole que era el lugar idóneo para su vida y su muerte, por eso habían tomado esa decisión, pero lo curioso es que dice la leyenda que se les aparece a los foráneos, muchos de ellos se han enamorado de ella, porque dicen que ella quería ser inmortal… Quizás esa historia te sirva para completar tu artículo.
Chaval: Es interesante, pero sabes, ¿hay algo que lo compruebe? No se la tumba de la mina o no sé, el presidente municipal estuvo en la cárcel.
Mina: no me crees verdad, pues mira el presidente huyo, pero mira mañana puedes ir al cementerio y entrando a mano derecha caminas, donde este la quinta tumba ahí te metes y más o menos a la mitad del predio ahí esta es una tumba de cantera rosada, tiene la foto de la mina y una pequeña historia de su leyenda enmarcada.
Chaval: Perfecto pero, ¿Me puedes acompañar?
Mina: deja veo por qué mañana tengo que estar muy temprano a 2 horas de acá, a las 8 am debo de estar para la charla informativa de los recorridos que damos en Santiago, pero si me desocupo antes te veo en el panteón.

La mina y el chaval se veían cada vez con más deseo, el chaval había sido enamorado por una gran sonrisa y un gran mina, ella le preguntaba de que era la expo el respondía que era una ganadera pero que tenía más historia Santiago que esa expo, la mina seguía hablando de cualquier cosa, hasta cuando el chaval le robo un beso, un beso de esos que saben a qué es el amor de tu vida, un beso de esos que salvan de la muerte, fue un gran beso, la mina se dejaba querer, y le regalo un beso del mismo calibre, la noche la pasaron bomba en el cuarto de la mina y a las 5 am el chaval fue a dejar a la mina a la central de autobuses improvisada que había en Santiago, regreso al hostal y sin dejar de pensar en la mina redacto el artículo, solo había dejado espacio para unas cuantas fotos y se echó a dormir por unas 5 horas, después salió al mercado que había para desayunar, tomo algunas fotos de la gente, el estilo de vida, de la arquitectura y después fue a almorzar, como no había llegado la mina decidió ir a buscar la tumba de la chica de turismo, que buena sorpresa a la entrada del cementerio se encontraba el cuidador, el chaval le cuestiono sobre a chica de turismo pensando que había sido una pequeña broma de la mina, pero no, el cuidador le relato de pi a pa la misma historia, comentándole que era muy valiente al querer visitar esa tumba ya que siempre amanece con flores frescas y a nadie se le ve pasar temprano, así que el chaval siguió las instrucciones y cuando estaba parado frente a la tumba con la cámara en mano, el chaval no podía creer lo que estaba viendo, llevo las manos a la cara y restregó sus ojos un par de veces, la cara de incredulidad era lo único que tenía, justo cuando estaba por decir algo, apareció la mina.

Mina: Lastima por ella, era muy bonita ¿no crees?, pero bueno al menos es una muy bonita leyenda.
Chaval: (tartamudeando) Eees Veeerdad, pero ¿Qué haces aquí?
Mina: Descansando, pero bueno la verdad solo estaba buscando un beso verdadero para seguir con mi camino, buscaba alguien que me diera un beso para que me hiciera inmortal.


La mina le dio un beso, el chaval cayo desmayado justo cuando la mina despego los labios de el… pero bueno no todo fue malo, al chaval le dieron una buena compensación monetaria por el artículo, la revista fue la más vendida a nivel nacional, eso jamás había sucedido en  los 45 años de la revista, y Santiago gracias a esa historia fue más conocido todos querían encontrarse con esa mina de la historia, el chaval estaba feliz, porque a pesar de lo económico el cada que escucha 19 días y 500 noches de Sabina recuerda cuando ayudo a que una alma siguiera su camino pero sobre todo recuerda que se enamoró de un fantasma y digo no en todas las vidas te enamoras de uno, sobre todo una fantasma tan hermosa….

2 comentarios:

  1. Que bonita historia con final feliz.




    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. que bueno que te gusto, mas bien no es infeliz el final.

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura