jueves, 1 de enero de 2015

Vive lo que mas quieres


Desperté como cada mañana con una ligera resaca, la boca seca, buscando mis anteojos, mi celular y mi billetera, por fortuna todo estaba en su lugar, me lave los dientes no sin antes hacer varios gestos, cuando orinaba despedía un gran olor a whisky e intentaba recordar que había hecho la noche anterior después mientras preparaba mi chocolate caliente revise mi celular y solo había fotos que quedaban como testigo de la borrachera pero no había nada que delatara algo malo, revise los mensajes del celu y como de costumbre mi novia se había enojado, en esos momentos cuando tiras sin querer la taza y te das cuenta que ya no queda más chocolate fue cuando empecé a maldecir mi borrachera, le hable a un par de amigos y me comentaron que no hice ningún desfiguro pero terminaban con un “pero” aunque me dejaron con intriga no pregunte más, no me sentía tan mal, me bañe y Salí a comprar algo quizás aún encontraba algo de barbacoa con el “cuñao” para bajar la resaca un poco por fortuna aún quedaba un poco de consomé y barbacoa, a final de cuentas ya no me sentía tan mal, así que decidí aventurarme con una cerveza bien fría que el primer trago me supo cómo una mentada de madre pero ya el resto paso como si fuera una agua fresca, el dueño del local me hacía comentarios al respecto de la noche anterior “Que tal, estuvo buena la fiesta verdad y apoco si es verdad lo que dicen” solo reía y bromeaba como sucedía muy a menudo, claro, ya ve que las fiestas que se montan ahí son bastante chulas, pues le diré, yo creo que no es verdad lo que dice la gente de la resaca me he parado casi como si nada, fue con lo que cerré, camino de regreso a casa me encontré con un primo que me invitaba a jugar billar y bueno como de costumbre jugamos solo 30 minutos y cerca de 2 horas  nos la pasamos bebiendo, sacando el celular viendo un mensaje de mi novia que seguía claramente enfadada “no puedes decir que no te has despertado, he visto tu auto estacionado frente a la barbacoa que vas, acaso ¿no piensas llamarme?, o necesito hablar bien de ti con los demás para que me busques” claramente no entendía muy bien el mensaje, le marque un tercio de veces y no contestó así que decidí no marcarle, justo cuando íbamos saliendo del billar me mando otro mensaje “¿no piensas insistir otra vez? Regularmente haces 5 llamadas antes de que te conteste, pero ah olvidaba quien soy para ti” alcance a maldecir varias veces y realice otras 5 llamadas más con la interminable respuesta del “tuuuu-tuuuu” ya un tanto desesperado le dije a mi primo que fuéramos a casa, ya que ya había conectado la borrachera, el gustoso y empezamos a realizar llamadas con el pretexto de ver un partido de futbol en casa, terminando me mandan un mensaje con una imagen mía de la noche de ayer de un número desconocido, solo decía “Lo siento, andaba muy borracha” marque al número y solo se escuchaba como le cambiaban de estación al radio, me quede integrado, revisando la agenda tenía varias llamadas del número que recibí el mensaje, claramente estaba entendiendo que algo malo había hecho la noche anterior y que ya le habían dicho a mi novia, encendí el auto y me dirigí a comprar unas cervezas y carne para asar, para poder recibir a los invitados.


Estaba tan sumido en mis pensamientos que había tomado rumbo a la casa de mi novia, estaba a dos calles cuando me hablo mi primo diciendo que ya estaban en mi casa, si iba a tardar o si les había dejado llaves, metí mi mano al bolsillo y vi que las llaves las había olvidado donde siempre así que les dije que fueran entrando que había un poco de tráfico, mentí un poco y pase a casa de mi novia, toque el timbre y le marque varias veces pero nadie atendía, estaban los autos adentro así que supuse que no quería verme, me regrese a casa fumando todo el camino que es común cuando regreso sumido en una derrota, ya en casa todos se me quedaban viendo de una forma extraña y preguntaban si eran ciertos los chismes de la noche anterior y que si mi novia ya me había dejado, yo como de costumbre respondía con muchas palabras pero sin decir nada, le mande mensaje a mi novia comentándole que no sabía que le habían dicho de mi pero que solo había estado tomando con mis amigos y unos cuantos primos, que si quería ir estaba en la casa con ellos tomando para que solucionemos el mal entendió. Al parecer la borrachera estaba bomba, con las carnes que pusimos asar y las cervezas estaba poniéndose bastante bueno hasta cuando llego mi novia, todos supieron porque ese auto yo lo tuve hace un tiempo y se lo vendí (que fue como la conocí) pareció todo de pronto un funeral, entro mi novia y saludo a todos, el ambiente se había escapado más rápido que el humo de un cigarro con un ventilador encendido, al llegar a mí solo me dio un beso sobrio en la boca y puso una botella de whisky, se sirvió y pidió entrar conmigo a la cocina a buscar un hielo cuando en la mesa había muchos, entre y me dijo, “falta una persona y sobran 4 de las que estuvieron ayer contigo, te quieres burlar de mi o ¿solo me quieres ver la cara de pendeja?” obvio le dije que todos llegarían en menos de 1 hora ya que a esa hora empezaría el partido, me pidió mi celular y vio las fotos, un video y nadamas, me lo regreso, no podía creer era la primera vez que ella me hacía esto, se enfiesto muy cabron ella, yo la verdad ya no quise tomar, gritaba y bebía como jamás la había visto, en eso me llego un mensaje del mismo número diciendo que si aceptara regresara a Guadalajara, quizás ahí podríamos encontrarnos, le pregunte quien era y no obtuve respuesta, la fiesta termino sin ningún apuro pero todos mis amigos me dijeron que me pase de cabron, que eso no se vale hacerme de esos trucos para darse a conocer, yo no sabía de qué hablaban, así que a todos les sonreía y les decía, ya estas pedo.



A la mañana siguiente mi novia con una resaca de aquellas me pregunto con quienes me había acostado, las enumere aun con una sola mano y ella estallo, “eres un gran hijo de puta y por qué jamás me lo habías dicho” solo respondí que ella tampoco había sido virgen cuando nos conocimos y que a mí no me importaba y fue cuando cerró con broche de oro “tu amiguita esta, la cagona de las que nombraste, ayer se encargó de decir algunas linduras de ti cuando andaban tomando, unos dicen que te habías ido porque te la habías tirado en el bar, otros dicen que te habías ido a buscarme y otros dicen que te habías ido porque ya te sentías muy borracho, tu dime en ¿cuál de las 3 respuestas debo de confiar?” me quede impactado, con razón me sentía como en la película de “el show de Truman”, le dije lo que había pasado, que no recuerdo haberme tirado a nadie, ni tampoco haberla ido a buscar a ella, pero de lo que recuerdo que todos me la cagaron porque me fui temprano de donde estábamos tomando porque yo me sentía un poco borracho, quizás no me creyó demasiado, pero me dijo que quitara una foto mía donde dice “en Guadalajara vive lo que más quieres” y también que evitara regresar algún día a Guadalajara…


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Que bueno que te gusta.

      Un abrazo gigante.

      Eliminar
    2. Eres un imbecil escribes mal jaja
      borra todo lo que has escrito imbecil

      Eliminar
    3. Un texto largo y sin sentido. Es por eso que no tienes cabeza

      Eliminar
    4. Es bueno recibir estos comentarios... Al menos están escritos con un sentido diferente...

      Eliminar
  2. hola gracias por este blog me gusta mucho leer le y las cosas que escribe me facina muy muy differente excursiones en estambul

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura