jueves, 12 de marzo de 2015

Mi última huida

"me dijeron que un día tenia que dejar de huir
pero no huí, solo me refugie en mi mente"

Aun recuerdo aquella tarde de las ultimas frías de invierno el ambiente olía muy rico como a eucalipto ese día regrese temprano del trabajo ya que me habían dado la tarde libre por problemas de salud, pero en vez de ir al médico y que me regañara como es su costumbre preferí caminar por un parque que queda cerca del departamento, encendí un cigarrillo mientras caminaba como hacía tiempo no lo hacía, me sorprendí que a pesar del tiempo los niños siguen jugando ahí, las señoras dizque cuidando a los niños pero platicando de cosas tan importantes como la telenovela, algunos novios olvidando que están en público y varios autos estacionados alrededor del parque, de pronto me llamo mucho la atención un auto compacto porque era de color rosa y estaba estacionado en un lugar prohibido también por que tenía el cofre abierto, me acerque para ver si podría auxiliar, cuando iba acercándome mi cigarro se iba desvaneciendo al momento que le dije “¿Necesitas ayuda?” esto porque muchas veces la gente abre el cofre para estacionarse en un lugar prohibido, ella me volteo a ver y sonrió de inmediato me dijo “la verdad sí, no sé qué tiene, pero si le puse gasolina he” solo sonreí, debo de aceptar que era la primera pregunta que iba hacerle, le pedí que encendiera el auto, pero no se escuchaba nada, inspeccione un poco y vi que un cable de la batería no estaba conectado, así que como pude lo conecte y pedí de nuevo que lo encendiera, ahora si arranco, y ya le dije, “listo, solo traías un cable que no estaba bien apretado, si vas lejos dame unos minutos para ir por herramienta para poder dejarlo bien justo y no se vaya a volver a salir”  ella se puso roja y contesto “¡Muchas Gracias!, no sé cómo paso, pero que bueno que ya quedo, en verdad recién acabo de llegar a esta colonia, vivo a dos calles de aquí por donde esta una farmacia grande, pero dime cuanto te debo, o te invito a comer” pff no podía creérmelo al parecer vivía muy cerca de donde yo vivía, le respondí “hoy por ti, mañana por mí, en serio no es nada, si quieres vamos a un café, está aquí a la vuelta, sinceramente no tengo ningún plan por hacer, pero igual si tienes cosas que hacer lo dejamos para otro día”  ella sonreía, acepto la propuesta y antes de marcharnos le dije “mueve tu auto, más o menos a la mitad de la calle, ahí donde estas es una área prohibida, si pasan los oficiales te van a multar” no sé por qué me hizo caso sin preguntar más, me veía a los ojos y quizás sabía que no estaba mintiendo, estaciono un poco nerviosa el auto y partimos rumbo al café.


Dentro del mismo ella pidió la mesa para fumadores, ella pidió un Frappe de Moka para acompañarlo un pay de manzana, yo pedí una taza de café de la casa y el pastel de 4 chocolates que tanto me gusta, le invite pero no quiso, aun así no me lo termine, yo sabía que ella quería, platicamos de cosas muy normales, me entere que tenía tres días que se había mudado para acá por una oportunidad de trabajo, rentaba en el mismo edificio que yo vivía pero no tenía lugar de estacionamiento, le propuse que podía utilizar uno de los míos  y le platique del porque estaba vacío, claro bueno le platique la historia de mi exnovia aquella que me dijo “a ti te vale madre nuestra relación, no te importa con quien chingados estoy ni en donde, ¿Por qué putas sigo contigo?” recuerdo solo yo le respondí “confió en ti, me importa donde estas y con quien, pero no voy a estar atosigándote todo el tiempo” pero bueno ella se fue y por eso dejo un espacio libre, ella por fin me dijo su nombre, “Perdón, que falta de cortesía, me llamo Laura, y tu” respondí como cualquiera lo haría “no, yo no, yo me llamo Julio” ella solo en sonrió, imagine que ella me besaba, me vi justamente como ella lo hacía, me quede embobado con su sonrisa quizás por eso imagine tal situación, me pare y me fui al baño, me vi frente al espejo y me veía extraño, recuerdo que frente al espejo dije “no mames, no me digas que ya te vas a enamorar de nuevo” solo me sonreí a mí mismo y regrese a la mesa, estaba ella, esperándome, no con el celular en la mano, o viendo hacia todos lados, me está viendo y lo supe porque me siguió con la mirada, solo dije entre dientes “Puta madre, creo que si me voy a  enamorar” seguimos platicando, curiosamente empezó a cantar una rola de Ismael Serrano, “el mundo es una pesadilla y yo he sido tan feliz” le hice segunda de forma inconsciente “el mundo se derrumba y gira, pido disculpas por vivir” me vio y solo me dijo “Por qué conoces a Ismael Serrano” no tuve la respuesta que ella esperaba pues solo le sonreí y ella se paró se disculpó rumbo al sanitario, yo quería dejar de pensar en ella, así que me puse a ver el resumen deportivo que pasaba en el televisor, pero no podía dejar de pensar en ella, agarre una servilleta, saque mi entrañable Parker y empecé a escribir, no me di cuenta cuanto tiempo paso, solo que a la segunda servilleta, sentí como me tomaban de la cabeza y me besaban, pffff era Laura, tenía los labios más ricos que había probado, quizás se había puesto algo en los labios que hacían que supieran a vainilla, seguimos besándonos por unos minutos, pff hasta cuando me dijo “y si empezamos a ser las personas que somos, ¿Qué bebida no te gusta?” le respondí rápido “Vodka” llamo al mesero y pidió un Vodka y un whisky, pensaba que el whisky era para mí, pero no, era para ella, se vio en su cara que no le gustaba el sabor, después pidió una cubeta de cerveza clara, fue tan ameno el momento besaba más sus labios que a la cerveza, fumamos unos cigarros y ella seguía teniendo un sabor delicioso, justamente a Cerveza, con whisky, tabaco y Vainilla, me sentí como el Ratatouille, pagamos la cuenta y le dije “si quieres vamos a guardar el auto antes de que sigamos tomando más, porque te recuerdo que sobria no pudiste echarlo andar”  los dos nos carcajeamos pague la cuenta y nos fuimos, me dio las llaves del auto y me dijo “has visitado Salvatierra”  le comente que sí, hace varios años fui con mi familia, me dijo “¿y si nos vamos para allá?” lo pensé un poco aun eran las 5 pm pero ya llegaríamos noche, pero bueno, no se le veía pinta de ser una ladrona o una secuestradora, cedi, tomamos carretera rumbo a Querétaro, ahí pasamos por un par de six al oxxo y seguimos en camino, después de miles de besos y cientos de kilómetros llegamos, me empezó a guiar por calles, yo empezaba a reconocer, de pronto me dijo párate aquí, deja voy rápido ahí a esa casa y pasas por mi cuando te mande un beso, solo asentí, ella se puso como a 40 metros y me lanzo un beso, cuando me acerque, ella hizo como si no me conociera, solo me sonrió y ya, “Puta madre” quizás ahí estaba su novio, pero me frene y le dije, “Disculpa nena, ¿sabes dónde puedo comprar cigarros?”, ella me dijo “técnicamente no, pero se dónde uno se divierte en este pueblo” pfff estaba recordando, esto ya me había pasado, ella se subió al auto y agarramos carretera a Celaya, nos paramos en un Motel, y nos dimos pasión como unos viejos enamorados.


En la madrugada Laura me dijo “No sabes quién es mi papá verdad” yo un poco extasiado aun, le dije “no” en eso sonaron unas patadas en la puerta, Puta madre solo dije, ella me volteo a ver de forma extraña, me Salí en chinga por la ventana, me brinque la barda solo traía el pantalón mi cartera y mi celular, camine como 10 minutos cuando de pronto se me cierra ella en el auto, “¿Qué se siente? ¿A ti te gusta huir no?, recuerdas hace tiempo me besaste y te fuiste”  no sabía que decir, recuerdo que solo le di un beso, y me dijo “no me vuelvas a besar si no te vas a quedar esta vez” le volví a dar un gran beso, ella empezó a tararear Un beso grande de Oceransky, sonrió, y fue el momento en el que le dije, “me llevas a la central, es que mi bus sale en 30 minutos”.



A partir de ese día deje de huir, ese día fue el decisivo, cuando cambio mi vida, ella, arranco el vehículo y me atropello, dicen que tenía 5 años en coma y que recién desperté, pero que en mi coma de pronto me ponía a cantar, “Si tienes tiempo y frio, de un rato me llamas”


15 comentarios:

  1. ¡Ay, esos six del Oxxo! ¡Los besos con sabor a cerveza!
    Yo huí también por una ventana y regresé con un cigarrillo entre los dedos.

    Desde ese día me aguanto las ganas de echarme a correr. Ja, ja, ja.

    Tus entradas de alguna manera logran sustraerme los recuerdos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que milagro Luci, ya se te extrañaba, que bueno que has dejado de correr, por que recuerda que "correr es para cobardes" jajaja, un abrazo gigante.

      Eliminar
  2. Tus historias de amores me hacen sonreír, las cuentas de una manera tan graciosa jaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja pues algo similar es como me suceden esas historias de amor, quizás solo se le cambia el final por el que me gustaría haber tenido o mejor dicho, hubiera sido el mejor final jajajaja, que bueno que te hago sonreír Malque.

      Un abrazo gigante.

      Eliminar
  3. Llegaste a mi blog y te segui las huellas
    |Enorabuena por tu texto!!!!!
    deliciosamente humano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, me encanto eso de Deliciosamente humano, un abrazo y seguimos en pie de letras.

      un abrazo.

      Eliminar
  4. ps yo la verdad es que nunca he huido, aunque paresca buena idea en algunos casos no se porque tengo ese irremediable habito de quedarme hasta el final, pero por lo menos puedo recordar algunos besos con sabor a cerveza y cigarro... y esos recuerdos ufff que bien se sienten :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de recuerdos ni de huidas se vivien, pero son ayudan a crecer y bastante...

      Un abrazo Choco...

      Eliminar
  5. Ay, el amor... bestia estúpida que nos corroe.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero nos hace vivir experiencias diferentes, estar enamorados y vivir la vida, es como darle una segunda vista a nuestra vida.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Sin pauta, sin plan... Tan sólo los sentimientos como guia y las emociones a flor de piel...
    El don de la oportunidad y de la casualidad.

    Un abrazo de luz ❇

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encanta ese termino "Casualidad" no se si en verdad exista, me gustaría un día saber si en verdad existe y no es una Causalidad...

      Un abrazo lleno de Casualidades...

      Eliminar
  7. en este momento solo quiero agradecerte toda esa carga de abrazos que siempre me hicieron bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y yo quiero agradecer que los hayas tomado, y me encanta que hayan tenido un efecto en el momento.

      Un abrazo de emociones.

      Eliminar
  8. hola gracias por este blog me gusta mucho leer le y las cosas que escribe me facina muy muy differente excursiones en estambul

    ResponderEliminar

Recopilando un poco de la locura